Wall Street subió ayer a niveles récord en todos sus índices gracias a buenos datos del sector manufacturero de Estados Unidos, el alza del crudo y la fortaleza de los valores tecnológicos.

El S&P 500 subió 0,64% inéditos 2.713,06 puntos; siendo la primera que pasa los 2.700 puntos.El índice industrial Dow Jones subió 0,40% a 24.922,68 puntos y el Nasdaq ganó 0,84% a 7.065,53.

Los valores energéticos lideraron la tendencia alcista. Las empresas de energía agrupadas en el S&P 500 subieron 1,53% en una jornada en la que el petróleo logró su mejor precio desde 2015 debido al frío de Estados Unidos y las tensiones en Irán (ver más página 7).

Los pesos pesados del sector, Chevron y ExxonMobil, ganaron 0,71% y 1,96% respectivamente. Empresas de servicios petroleros también subieron: Schlumberger ganó 2,60% y Halliburton 1,79%.

Los valores tecnológicos mantuvieron el brillo observado el año pasado y el índice que los agrupa en el S&P 500 ganó 1,09%.

El mercado estuvo también animado por datos económicos estadounidenses tales como el aumento de los gastos de construcción en noviembre e indicadores que auguran una buena actividad del sector manufacturera.