Las acciones estadounidenses tuvieron su peor caída en 6 años y medio, con la pérdida de más de 1.100 puntos del Promedio Industrial Dow Jones, mientras que la venta masiva de acciones alcanzó un punto crítico en medio de una creciente preocupación de que la inflación fuerce tasas de interés más altas. Los Bonos del Tesoro se recuperaron y el oro subió por la demanda de refugio.

La volatilidad regresó a los mercados de renta variable estadounidenses, ya que el índice S&P 500 cayó un 4,1% para cancelar su ganancia de enero y bajar más en lo que va del año. El índice finalizó su peor día desde que Estados Unidos perdió su privilegiada calificación crediticia, encabezando la derrota que siguió a la decisión de China de devaluar el yuan, la ola de ventas por el Brexit y el nerviosismo durante el inicio de las elecciones presidenciales. El volumen de operaciones casi duplicó la media de 30 días. Todas menos dos acciones cayeron.

“Este es una clásica aversión al riesgo que puede no terminar pronto" dijo Win Thin, director de director de estrategia global de mercados emergentes de Brown Brothers Harriman.

La venta se aceleró poco después de las 15 en Nueva York, con el Dow hundiéndose más de 800 puntos en sólo 15 minutos, solo para regresar rápidamente. El índice blue chip terminó con pérdidas de 4,6% - su peor caída desde agosto de 2011, y también la más baja del año. El índice VIX duplicó su mejor nivel en 2 años y medio.

Los Bonos del Tesoro estallaron, impulsando el rendimiento a 10 años por más de 10 puntos básicos, y el oro futuro empujo más arriba. El dólar se estalibilizó mientras que el yen avanzó. 

Mientras que la derrota del mercado del viernes se dio en el marco de la difusión de los datos sobre el salario en Estados Unidos que apuntaban a una aceleración de la inflación, que generaría tasas más altas y, a su vez, mayores costos de endeudamiento para las empresas, la venta de hoy se produjo en medio de menos datos relevantes.

"Creo que el sentimiento era demasiado optimista", dijo Brad McMillan, director de inversiones en Commonwealth Financial Network. “¿Qué impulsó al mercado en Enero? No fueron los fundamentos, tan buenos como eran, fue la excesiva confianza."

Por otro lado, el petróleo cae luego que Estados Unidos aumentó el número de plataformas de exploración de crudo a su mayor nivel desde agosto. El cobre subió su máximo en una semana. El bitcoin se deslizó por debajo de los u$s7.000.