YPF aumentó por segunda vez las naftas en menos de quince días, al aplicar ayer un ajuste del 3,5% después de la suba del 4,5% del 24 de enero, por lo que en lo que va del año, el alza ya acumula más de 8%. La decisión se tomó luego de que naufragaran las negociaciones con el Gobierno para reducir la tasa del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC), en un intento por morigerar el impacto sobre el bolsillo de los consumidores. De esta manera, la petrolera estatal, que controla más del 50% del mercado, continúa echándole más leña al alza de precios, en una medida que sus principales competidoras evaluaban imitar.

De acuerdo a fuentes del sector, este nuevo incremento se debió a que se encarecieron los dos componentes que rigen el valor de los combustibles: el petróleo y el dólar. "Si bien el crudo bajó en los últimos días, la tendencia es alcista", argumentaron las fuentes, que además advirtieron que tanto el barril como el billete verde "se movieron más" que este 8% acumulado en las primeras cinco semanas del año, por lo que aún tendrían margen para seguir aumentando.

Lo cierto es que en YPF se encontraban negociando con el Gobierno una reducción en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC), para que los consumidores no absorbieran la totalidad del traslado y, en cambio, una parte pueda ser asumida por el fisco, en un momento en donde se combinó tanto la escalada del dólar como la del petróleo, principal insumo de la industria.

YPF había incrementado la nafta 4,5% por la suba en el dólar y en el barril de crudo

Sin embargo, no lograron llegar a un entendimiento, por lo que finalmente se decidió avanzar con la remarcación en los surtidores, explicaron las fuentes del rubro.

La propuesta de la petrolera estatal era que el ITC bajara del 26% actual al 10%. A partir de marzo, cuando entre en vigencia la reforma tributaria, el ITC será reemplazado por una suma fija de $7,138 por litro, de los que $0,412 corresponden al gravamen por dióxido de carbono.

En cuanto a las competidoras, la única que confirmó que seguirá sus pasos al momento de cerrar la edición era Oil, con un 2,5%. Si bien el ajuste está por debajo del de YPF, se debe tener en cuenta que la suba anterior había sido superior, por lo que ambas acumulan una remarcación similar.

En cuanto a Shell y Axion, las otras dos grandes jugadoras en el mercado de las naftas, se encontraban analizando si aplicaban otra suba. En ese sentido, tampoco se descartaba que la decisión fuera tomada a última hora y sus surtidores amanezcan hoy con nuevos valores.

Por lo pronto, los de YPF se fijaron para la Ciudad de Buenos Aires en $24,39 la nafta Súper por litro; la nafta Infinia $28,29; Diesel 500, $21.52; y Diesel Infinia, $25,07.

Desde que el Gobierno liberó el precio de la nafta en octubre, los combustibles ya se encarecieron en cuatro oportunidades y acumulan un avance de 40% la súper y 43% la premium en los últimos trece meses.

El presidente de la Confederación del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina, Oscar Díaz, señaló en declaraciones a Radio la Red que estaba "sorprendido" por este nuevo ajuste. "Hace poco tiempo tuvimos un aumento de casi 5%. YPF había sido la última en incrementar los precios, pero esta vez tomó la iniciativa", comparó el dirigente empresario.