La petrolera YPF desarrollará este año 20 proyectos de pozos pilotos en los bloques que opera en el megayacimiento de Vaca Muerta, con una inversión estimada de u$s1.100 millones, que le permitirán incrementar la producción de recursos no convencionales e impulsar la participación de proveedores locales.

En la actualidad la empresa cuenta con 15 pozos pilotos en distintos niveles en desarrollo, de los cuales 3 son operados por socios como Shell, Petronas, Schlumberger y recientemente Statoil, a los cuales se sumarán al menos otros cinco en lo que resta del año, tras anunciar los detalles del plan de inversiones por unos u$s4.500 millones anuales en cinco años.