La petrolera nacional YPF y la malaya Petronas anunciaron ayer el inicio del desarrollo masivo del bloque no convencional de La Amarga Chica, en el yacimiento de Vaca Muerta, lo que demandará una inversión de u$s2.300 millones en los próximos cuatro años.

Se trata de la segunda mayor inversión directa de YPF para el desarrollo del hidrocarburo no convencional en la Argentina, y se convertirá en el tercer desarrollo masivo que la petrolera encara junto a Loma Campana, a Chevron; y El Orejano, en asociación con Dow.

El anuncio fue realizado por el titular de la petrolera argentina, Miguel Gutiérrez, en la mañana de ayer al presidente Mauricio Macri, en un encuentro en Casa de Gobierno, junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el secretario de Energía, Javier Iguacel.

Los directivos de YPF le informaron al presidente que la inversión para el 2019 será de u$s590 millones, tan sólo en el proyecto con Petronas, y con esta inyección de capital se estima que para el 2022 podrá aumentar la producción de petróleo en un 30%, lo que representa un incremento total para la Argentina del 15%.

Amici curiae en EE.UU.

El país recibió el apoyo de Chile, México y un grupo de académicos de nota de Estado Unidos que se presentaron como amici curiae ("amigos de la corte") de la Corte Suprema de los Estados Unidos en apoyo de la posición de la República Argentina en el juicio que mantiene el país contra el grupo Petersen por la expropiación de YPF en 2012.

El 31 de octubre pasado, la República Argentina presentó un recurso de certiorari ante la Corte Suprema norteamericana.