El Gobierno ya ejecutó pagos de acuerdos con holdouts por un 85% del total, afirmó el Ministerio de Finanzas en un escrito presentado recientemente ante la Securities and Exchange Commission (SEC). Los acuerdos pagados implicaron el pago de sentencias por 4.900 millones de dólares mientras que fueron desestimados juicios por un valor de 3.200 millones en los tribunales de Nueva York.

Por otra parte, oficialmente se estimó que aún quedan pendientes juicios individuales por 629 millones de dólares, mientras que el Estado estima que existen unas 15 demandas colectivas en los tribunales, de las cuales 13 ya han tenido certificación por parte de la justicia.