Bajo un esquema similar al que rigió desde el 20 de marzo del año pasado, el Gobierno sólo autorizará que sigan en actividad sectores "industriales esenciales" en el marco de la pandemia y el confinamiento por los próximos 9 días. Se trata del rubro de la alimentación, bebidas y artículos de limpieza e higiene personal; la fabricación de medicamentos y otros segmentos como productos textiles -barbijos- para enfrentar la coyuntura.

Diversas fuentes del sector privado expresaron a BAE Negocios que de acuerdo con las conversaciones mantenidas con el Ejecutivo, habrá fuertes restricciones para el funcionamiento también de la industria, dado que "existe el temor a la mayor circulación que en el caso de las pequeñas y medianas empresas se da mediante el transporte público".

Más allá de la obvia continuidad en la apertura de la industria alimenticia y farmacéutica, desde mañana podrán seguir trabajando aquellas empresas que tienen autorización "para hacer productos para abastecimiento médico. Barbijos, camisones, telas para la industria medicinal, etcétera", apuntaron las fuentes, en lo que representa la lucha contra el Covid-19.

Una situación especial se da con la cadena automotriz ya que por su gran peso en la generación de divisas, las terminales y las autopartistas podrían ser habilitadas, "en un marco de ciertas excepciones" que dispondría el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que se conocerá en forma inminente. 

Desde el rubro de las manufacturas del cuero y afines dijeron: "Estamos esperando el decreto para ver si incluyen a las empresas que exportan, entre las esenciales. Hay una resolución cuya última actualización es del 14 de mayo, donde todavía estaban incluidas".

Obra pública

Por carril paralelo, fuentes empresariales señalaron a este medio que el DNU permitiría la realización de obras públicas pero no emprendimientos privados, aunque en el primer caso se desconoce en este momento el alcance.

Por caso, cuando comenzó la cuarentena estricta en la Argentina en 2020, la obra pública permitida se limitaba al sector de la salud, es decir el fortalecimiento del sistema, como en el casos de los hospitales modulares en todo el país, pero no por obras de otra clase.

Más notas de

Francisco Martirena

Argentina suma apoyos y presidiría la CELAC desde enero de 2022

Alberto presidiría la Celac

Compre nacional: destinarán más de $3.000 millones para desarrollar la industria

Destinan fondos para la industria

Autopartistas versus automotrices: denuncias por exceso de importaciones

Críticas a terminales por importaciones

Consumo masivo creció en julio empujado por aguinaldo, vacaciones y paritarias

Aumentó el consumo en supermercados

Alberto Fernández podría presidir la CELAC a partir de septiembre

Alberto podría presidir la Celac

Mercosur vuelve a reunirse en clima de tensión por Brasil y Uruguay

Vuelven reuniones y tensión al Mercosur

Venta de autos: julio será mejor que el año pasado ayudado por el dólar blue

Concesionarias de autos, conformes

Ayuda a Pymes: hoy es más de 20 veces superior que en el 2019

Fuerte asistencia a las Pymes

Mercosur-Canadá: volvieron hoy las negociaciones y apuntan a firmar en 2022

Trudeau, interesado en Argentina

Sed de dólares: convocan a la UIA y sectores para armar el plan exportador 2022

Apuesta por mayores exportaciones