Las consultoras privadas proyectan una inflación de alrededor de 70% para fin de año, luego de que en marzo se rompa el récord mensual en 20 años, con un 6,7% de aumento. Si bien se desaceleró, la suba de precios continúa: ¿es posible ganarle con un ahorro en dólares?

Tasa de interés e inflación

Con el fin de incentivar el ahorro en pesos, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) incrementó en 5 puntos porcentuales la tasa de interés que se entrega a los ahorristas que eligen los plazos fijos convencionales para resguardar el valor de sus ingresos. De esta manera, con el aumento de tasas de plazo fijo, el pago de intereses de depósitos subió al 53%, mientras que la Tasa Nominal Anual (TNA), a 52%

Por su parte, la Tasa Efectiva Anual (TEA) de un plazo fijo, es decir, el monto original que se renueva cada vez que se termina el instrumento sumado a los intereses generados, quedó en un mínimo de 68%, menor a la inflación pronosticada en 70% para fin de año.

Las expectativas del mercado local coinciden en que el Gobierno no tiene reservas suficientes para contener a los tipos de cambios alternativos y, por este motivo, subió la tasa de plazo fijo. ¿Qué conviene más para ganarle a la inflación: dólar blue, o plazo fijo?

¿A cuánto debería estar el dólar para ganarle a la inflación?

Según el economista Salvador Di Stefano, para que el dólar le gane a la tasa de interés (68% TAE), y a la inflación (70%), debería cotizar a fin de año por encima de $300. "No parece imposible, pero luce poco probable", afirma el analista.

"En la Argentina se ahorra en dólares, por lo tanto, con tasas en suba y menos actividad económica, luce probable que el dólar no siga creciendo al ritmo de las últimas ruedas semanales", ratificó Di Stefano.  

La estimación es que la suba de tasas de plazo fijo les quitará dinámica a los tipos de cambios alternativos, aunque, al mismo tiempo, la suba de las tasas activas le quitará actividad a la economía. "El dólar de equilibrio se ubica en $ 235, está en el punto intermedio entre lo que vale el dólar contado con liquidación y el dólar bolsa o MEP. El dólar blue sigue atrasado por la mayor oferta que hay en el mercado", consideró el economista. 

Para Di Stefano, el Gobierno debería reducir el déficit fiscal en los próximos meses. "Si el Banco Central no logra recomponer reservas, queda abierta la posibilidad de una devaluación del tipo de cambio mayorista y allí se complica todo. El dólar blue creció mucho durante la pandemia, mientras que no pudo mantenerse pasada la pandemia, dado que en Argentina es una moneda de ahorro y la crisis económica obligó a que esté más ofertado que demandado", puntualizó. 

¿El ahorro en dólares perdió?

Según el economista, el ahorro en dólares viene perdiendo en los últimos 2 años, debido a "una política deliberada de atrasar el tipo de cambio". 

"La inflación del primer semestre del año 2021 fue del 25,3% y el tipo de cambio oficial aumentó el 13,8%. En 5 meses del año 2022, la inflación fue del 29,3% y la suba del tipo de cambio fue del 16,9%", sostuvo.

¿Estamos atrasando el tipo de cambio?

Sí, según el economista. Di Stefano explica que, a un ritmo de 50% de la inflación en los últimos dos años, suben mucho las materias primas que exportamos y "hay espacio para atrasar el tipo de cambio"

"Esto genera dos efectos muy nocivos. Por un lado, el atraso cambiario perjudica a los productos que no crecen de precio, a diferencia de la soja, trigo y maíz. Por ejemplo, la carne vacuna, porcina y aviar que, con este tipo de cambio, no es competitiva".

Por último, un tipo de cambio bajo "alienta el ingreso de productos del exterior y aumenta la demanda de productos importados", concluyó en el último informe semanal.