La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires ( ARBA) extendió hasta el 31 de diciembre el próximo plazo para adherir a tres moratorias próximas a vencer que abarcan los impuestos patrimoniales, las actividades afectadas por la pandemia y los agentes de recaudación.

“Extendimos la vigencia de estas moratorias porque sabemos que son importantes para las familias, los comercios, profesionales, Pymes y otras empresas. La pandemia generó una situación complicada, así que seguimos acompañando al sector privado para que pueda ponerse al día y salir adelante”, explicó el director de ARBA, Cristian Girard.

Sobre esta cuestión, el jefe del ente recaudador bonaerense aseguró que el beneficio tuvo “una recepción positiva”, debido a que ya hay constituidos “más de 83.200 planes de pago, con un financiamiento de $10.600 millones”.

Quitas de hasta el 100% en multas

El primero de estos programas de regularización extendidos hasta fin de año se enfoca en cuotas de Inmobiliario Básico y Complementario, Automotores y Embarcaciones Deportivas vencidas el año pasado.

Otorga quitas de hasta el 100% en multas e intereses, y los beneficios están segmentados con un carácter de progresividad, en función de la capacidad de pago de los hogares y empresas, dando mayores facilidades para quienes fueron más perjudicados, con una financiación de hasta 24 cuotas.

Facilidades para comercios, autónomos, Pymes y empresas

El segundo se centra en contribuyentes que ejercen actividades afectadas por la pandemia, y comprende deudas de Ingresos Brutos, Automotores e Inmobiliario Básico, tanto en planta urbana edificada como rural, vencidas en 2021.

Se busca otorgar facilidades para que comercios, autónomos, Pymes, empresas y demás contribuyentes, que hayan tenido caída de ventas o aumentos inferiores al 40% en su facturación, puedan regularizar deudas vencidas este año en hasta 18 cuotas sin interés.

Regularización de deudas provenientes de retenciones e Ingesos Brutos

Por último, el plan para empresas que actúan como agentes de recaudación permite regularizar deudas provenientes de retenciones y percepciones no efectuadas, no ingresadas o ingresadas fuera de término, de Ingresos Brutos y Sellos, vencidas al 31 de diciembre de 2020, tanto en instancia judicial como prejudicial.

Otorga una financiación de hasta 48 cuotas, dependiendo del tamaño de la empresa y el tipo de deuda, e incluye la posibilidad de regularizar intereses, recargos y multas, así como deudas de regímenes anteriores que se encuentren caducos al 31 de diciembre de 2020.