En línea con el objetivo de poner a la producción en el "centro de la agenda", la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires ( ARBA) prepara una resolución con la que pondrá en marcha una amplia moratoria impositiva para las pymes, con hasta 120 cuotas y una "importante quita de intereses".

Así lo confirmó este jueves el director de la agencia, Cristian Girard, y detalló que el plan apunta a beneficiar a las micro, pequeñas y medianas empresas que operan y tributan en el territorio bonaerense, que hace dos años vienen golpeadas por la recesión económica y la caída de la demanda, en paralelo con un fuerte aumento de costos.

La iniciativa, habilitada por la Legislatura con la sanción de la emergencia económica, aún no fue reglamentada pero según se adelantó, constará de la posibilidad de pagar moratorias en 120 cuotas con una quita importante de intereses.

El funcionario provincial señaló en declaraciones a Radio 10 que "seguramente la tasa será muy favorable para plazos cortos y será acorde a las condiciones del mercado para un financiamiento más largo".

Y precisó: "Esto incluye todo tipo de deudas por Ingresos Brutos o impuestos patrimoniales".Girard está trabajando en la iniciativa junto al ministro de Producción, Augusto Costa; la titular de la cartera laboral, Mara Ruiz; el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez; y el presidente del Banco Provincia, Juan Cuattromo.

En Radio Futurock, Costa advirtió que existe "un notable deterioro en todo el tejido productivo bonaerense", pero se mostró optimista porque los agentes económicos "están observando que hay un cambio de rumbo y esto está modificando la expectativas".

"Desde que asumimos nos dedicamos muy seriamente a recorrer el territorio de la provincia de Buenos Aires para intercambiar ideas y diagnósticos con quienes están allí todo el día. No nos sorprendimos por el deterioro del tejido productivo porque era algo que habíamos visto y que ahora confirmamos", sostuvo.

Costa sostuvo que si bien hace dos años que se está en caída de la actividad, "hay un sentimiento de que se abrió una nueva etapa donde la producción y el empleo estarán en el centro de la agenda y las políticas públicas".