El Gobierno oficializó este miércoles las restricciones operatorias para la empresas que hayan accedido al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el pago del salario complementario. Se restringen períodos de giros de utilidades y recompra de acciones. 

A través de la decisión administrativa 963 publicada en el Boletín Oficial, el Comité de Evaluación y Monitoreo interministerial precisó las condiciones a las que deberán amoldarse las firmas que en los próximos días serán nuevamente asistidas para el pago de los sueldos. 

De esta forma, el texto oficial precisa que en plazos que van de 12 a 24 meses según sea el caso:

  • Las empresas no podrán distribuir utilidades por los períodos fiscales cerrados a partir de noviembre de 2019;
  • Tampoco podrán recomprar sus acciones directa o indirectamente;
  • Inhabiitadas para adquirir títulos valores en pesos para su posterior e inmediata venta en moneda extranjera o su transferencia en custodia al exterior
  • No podrán realizar erogaciones de ninguna especie a sujetos relacionados directa o indirectamente con el beneficiario cuya residencia, radicación o domicilio se encuentre en una jurisdicción no cooperante o de baja o nula tributación.

Así, las restricciones se extenderán a los doce meses siguientes a la finalización del ejercicio económico en el que fue otorgada la asistencia para las empresas que contaban con más de 800 trabajadores al 29 de febrero de 2020, en el supuesto de las remuneraciones devengadas en abril último, y se repite la condición para las empresas con la misma nómina de trabajadores al 29 de febrero de este año, pero en el supuesto de las remuneraciones devengadas en mayo.

El Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción,  está integrado por los titulares de los Ministerios de Desarrollo Productivo, de Economía y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y de la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP).