Los primeros indicadores de actividad económica de abril mostraron números lapidarios: se registraron desplomes inéditos a nivel histórico en la producción automotriz, el consumo, la venta de insumos para la construcción, la recaudación tributaria y los despachos de cemento. La contracción acumulada entre marzo y abril sería del 15%. En sólo dos meses el registro equivaldría al de los peores 18 meses entre 2000 y 2002. Una dinámica de shock.

Todo parece indicar que la contracción de la economía será, en apenas un bimestre, de niveles históricos sin antecedentes. Según la consultora PxQ, la baja de la actividad será peor que la de marzo, que desde la Fundación Germán Abdala estimaron en 5,7% contra febrero (sólo comparable con el 4,8% mensual de diciembre del 2001, según ese indicador).

Desde PxQ estimaron: "Si suponemos que la economía se contrae aún más en abril, dado que la cuarentena fue total, la dinámica de contracción que podría exhibir la actividad alcanza a 15% en nada más que 2 meses. Esta caída sería comparable a la retracción de la actividad económica entre diciembre del 2000 y junio del 2002, período que abarca 18 meses. Es decir que la actividad económica podría caer en un lapso de solo 2 meses lo mismo que se contrajo en los peores 18 meses de nuestra historia".

La dinámica de shock que se espera que registre el tándem marzo-abril llevó a la consultora Cerx a estimar que 2020 será peor que el 2002 y su recuperación lenta: "La crisis 2020 será igual o peor a 2002. El PBI no caerá menos de 10,5% y, por los menores ingresos y el cierre de otros países, el rebote será lento". Las proyecciones del Gobierno, que prevén caída de sólo 6,5% en 2020, un rebote del 3% en 2021, del 2,5% en 2022 y un crecimiento sostenido del 1,7% entre 2023 y 2030, implican que recién en 2026 se volvería al PBI de 2017. 

Los distintos indicadores avanzados de la actividad productiva de abril estuvieron por debajo de lo esperado, que ya era de por sí malo, y en varios casos batieron récords negativos. El caso de la producción automotriz es paradigmático e inédito: caída de 100% en la fabricación de vehículos, tal como informó Adefa. El peor desempeño posible, con cero vehículos producidos y además una baja de 88,4% en sus exportaciones.

Además, el consumo mostró indicadores pésimos en general, con la mayoría de los rubros vedados, excepto los esenciales que en marzo habían tenido un repunte. En abril el IVA mejoró apenas 8,3% en términos nominales. El dato deflactado, frente a una inflación supuesta de 2% en abril, mostró una contracción de 26% respecto al mismo mes del año pasado. Por otro lado, las importaciones desde Brasil cayeron 48,8%. Además, el indicador de consumo minorista de CAME registró una caída de 57,6% interanual. Por último, la demanda eléctrica tuvo un promedio mensual de 13.295 MW durante abril del 2019. Durante el mes pasado ninguna semana superó los 10.843 MW.

La construcción, que en marzo tuvo un desplome extraordinario de 46,8%, promete números incluso peores en abril, ya que a lo largo del mes pasado la duración de la cuarentena fue absoluta. Los despachos de cemento parecen confirmar esa presunción: en abril sufrieron un derrumbe de 55,2% interanual (en marzo la caída de los despachos había sido de 46,5%). Además el Índice Construya también tuvo pésimo desempeño: bajaron 74,3%. En marzo el deterioro había sido de "sólo" 39,5%. De hecho la comparación desestacionalizada entre abril y marzo arrojó un deterioro de 59,2%. Mes negro para el sector con más conflictos laborales.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

UVA y CER, los plazos fijos indexados fueron los preferidos en febrero para no perder contra la inflación

UVA y CER, los plazos elegidos para no perder contra la inflación

Los dólares exportadores alcanzaron para dar estabilidad en enero

Dólar: el campo mejoró 20% la liquidación respecto a diciembre

En el 2020, los bancos trabajaron más pero ganaron mucho menos

La tasa de los plazos fijos y de las Leliq y Pases provocó que los bancos privados perdieran dinero en diciembre

El BCRA observó caída del PBI en enero

El Banco Central aseguró que la posible interrupción del crecimiento en enero no parece anticipar una fase recesiva

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión