La actividad industrial registró en abril una baja desetacionada del 0,9% en relación a marzo del 2021, mientras que el crecimiento acumulado en comparación con abril 2019 fue del 2,2%. Sin embargo, no todos los sectores presentaron variaciones positivas frente a dos años atrás, ya que hubo rubros que no pudieron recuperar el nivel de producción que tenían antes de la pandemia del coronavirus

Los datos se desprenden del informe mensual que lleva a cabo el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU-UIA) y revelaron que al interior de la actividad aún hay cinco sectores que, aunque aumentaron la producción en términos interanuales, pero que no lograron alcanzar el desarrollo que tenían en abril 2019. 

"Tal es el caso de Metales Básicos, que mostró un resultado respecto de marzo de 2020 de  170,4%, impulsado principalmente por la producción de acero, pero todavía se encuentra un 6,5% por debajo del nivel del año 2019. Algo similar ocurre con el sector de Metalmecánica, que se expandió fuertemente en 2020 (51,8%) pero no alcanzó los niveles de 2019 (6,9%), aunque hay ramas al interior del sector con muy buen desempeño", detalló el informe de la UIA.

El rubro Refinación de petróleo comparte esa tendencia y registró un aumento del 28,9% contra el 2020, aunque se ubicó un 12,2% debajo de su producción en abril 2019. 

En el caso del sector automotor, el estudio de la central que dirige Daniel Funes de Rioja aclaró que no es posible calcular la variación interanual total dado que la producción en abril del 2020 fue nula. En cambio, en el acumulado del primer cuatrimestre del 2021 el crecimiento fue del 79,3%. 

El resto de los rubros contemplados en el informe no sólo presentaron una mejora en los valores interanuales en relación al 2020, sino que superaron hasta por el 25% el nivel de abril 2019, como es el caso de los Minerales no Metálicos

Por otra parte, en la comparación abril 2020 - abril 2021, la suba en la actividad fue del 46,3%, la más significativa desde la reactivación industrial el año pasado. El porcentaje se explica por la baja base de abril 2020 cuando las medidas restrictivas por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) interrumpieron el funcionamiento de toda fábrica que no estuviese enfocada en la confección de productos esenciales como alimentos, alcohol, lavandina y otros artículos de limpieza. 

Se esperan buenos números para mayo

La entidad empresaria anticipó además que los primeros datos de mayo 2021 anticipan un nuevo crecimiento de la producción con variaciones interanuales elevadas por la comparación con mayo 2020, cuando todavía algunas actividades estaban paralizadas. Habrá que tener en cuenta el impacto del último confinamiento estricto que fue a fin de mayo y cómo la industria se adaptó a las nuevas restricciones.

En este caso, se destacan los datos anticipados del consumo de energía eléctrica de grandes usuarios, que registró respecto de 2019 un aumento del 5,2% y la fuerte expansión interanual de la producción automotriz (15,4% respecto de 2019), como también de la construcción (Índice Construya +5,8% respecto de 2019).

Sin embargo, algunos datos sintieron el impacto de las nuevas medidas de aislamiento en el marco de la segunda ola de la pandemia: los despachos de cemento de mayo se ubicaron por debajo del nivel de 2019 (9,2%), al igual que los patentamientos de autos (39,6%), señaló la central fabril.

Y añadió que los indicadores adelantados de demanda, tanto externa como interna, se mantienen todavía más débiles: las exportaciones hacia Brasil tuvieron una aceleración, duplicando los niveles respecto del año anterior (102,6%) aunque todavía no alcanzan los de mayo de 2019 (están 10,7% por debajo).

El informe de la UIA, además, adelantó: "De cara a la segunda parte del año, las perspectivas positivas de la producción se mantienen. De acuerdo a la última encuesta UIA, la actividad industrial continuó con la recuperación a lo largo del segundo trimestre del año. En un contexto atravesado por el impacto de la segunda ola de Covid-19, ganaron participación las problemáticas asociadas a la situación sanitaria, pero los datos de producción y empleo intensificaron la mejora que se había visto en el primer relevamiento del año".

Y agregó: ""Si bien los datos de este relevamiento no reflejaron el impacto de las medidas sanitarias implementadas recientemente, los datos disponibles de actividad anticipan un cierre del segundo trimestre del año en línea similar a los del mismo período del año 2019. Habrá que ver cómo continúa impactando la pandemia y la situación económica para observar si dicha tendencia se mantiene en el tercer y cuarto trimestre".

Fuertes subas interanuales en abril, por el aislamiento de 2020

La UIA indicó que al igual que en el mes anterior, las fuertes alzas de abril se deben principalmente a la baja base de comparación por la paralización de la producción durante el inicio de la cuarentena.

Sin embargo, aclaró que son varios los sectores que mostraron un buen desempeño comparando también con abril de 2019: entre ellos se destacaron Minerales no Metálicos, que tuvo la mayor alza.

Por su parte, el sector de Electrónicos mostró una suba exponencial dado que durante abril de 2020 estaba paralizado: comparado con 2019 tuvo una expansión de 10% impulsada por aires acondicionados y televisores.

Asimismo, se observaron subas en Sustancias y productos químicos (16,2% respecto a 2020 y 12,5% respecto a 2019) y algo más moderadas en Alimentos y bebidas (4,2% respecto a 2020 y 5,1% respecto a 2019). Esto tiene sentido ya que el último rubro nunca se detuvo por la pandemia al ser considerado esencial. 

El sector de Papel y cartón tuvo, en tanto, un alza importante respecto al año anterior pero prácticamente nulo si se lo compara con 2019 (26,4% respecto a 2020 y 0,9% respecto a 2019).