El Gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, se sumó a sus pares de Entre Ríos, Neuquén, Tucumán y Chubut, al recibir un préstamo de $2.500 millones de Nación ajustado por inflación, en el marco del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, que prevé asistencia por $60.000 millones a los distritos para hacer frente a dificultades financieras.

El mandatario señaló que el convenio permitirá llevar "tranquilidad" al Chaco a la hora de "hacer frente a las erogaciones necesarias en materia de medicamentos, insumos y refacción de infraestructura hospitalaria" para enfrentar la pandemia.

Del encuentro, que se llevó a cabo en el Palacio de Hacienda, participaron el titular de la cartera Martín Guzmán, junto al secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y la secretaria de Provincias del Ministerio de Interior, Silvina Batakis.

Hasta ahora, el fideicomiso cerró acuerdos con Entre Ríos por $3.500 millones, Neuquén y Chubut por $5.000 millones cada una, y Tucumán por $6.000 millones.