El Ministerio de Economía confirmó esta madrugada a través de un comunicado el acuerdo alcanzado ayer con los tres grupos de acreedores liderados por BlackRock para reestructurar USD66.000 millones de bonos bajo legislación extranjera bajo una nueva propuesta. Además, confirmó la extensión del vencimiento del canje, que caducaba hoy, hasta el 24 de agosto para implementar las modificaciones y maximizar el ingreso de bonistas a la operación.

La nueva oferta de consenso partió casi a la mitad la brecha entre los UDS53,5 de valor presente neto (VPN) del anterior ofrecimiento oficial y los USD56,5 de la última contrapropuesta conjunta que habían enviado los grupos Ad Hoc, Exchange y ACC. El VPN del deal es USD54,8, siempre descontado a una tasa de descuento hipótetica del 10%.

El acuerdo encierra una aparente paradoja. Subió USD1,3 el valor de la oferta pero no hubo variaciones el monto de los pagos comprometidos ni en las quitas de capital e intereses. ¿Cómo se logró?

La principal mejora en el VPN, una medida que realizan los acreedores y que indica cuánto valdrían en el mercado los nuevos bonos si pudieran ser vendidos hoy, provinco del adelantamiento de dos meses en las fechas de pago semestrales de los cupones de intereses, como adelantó el lunes BAE Negocios.

Las fechas de pago de los nuevos títulos serán el 9 de enero y el 9 de julio de cada año, a partir del noveno mes de 2021, en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre, pautados en la propuesta anterior. Sólo este adelanto de los flujos, según disntintos cálculos de analistas del mercado, aportó entre 80 centavos y USD1,1 extra de VPN. Es decir, el grueso de la mejora.

Los entre 20 y 50 centavos restantes fueron aportados por los otros cambios:

  • el adelantamiento de un año en la madurez (a 2029) y el agregado de dos amortizaciones en 2025 para el bono que capitalizará los intereses devengados impagos;
  • la incorporación de la mitad de un cupón de amortización en julio de 2024 para el nuevo bono a 2030 destinado a los tenedores de los Globales más cortos;
  • el adelanto de seis meses en todos los flujos del nuevo título a 2038 que obtendrán quienes poseen los Discount;
  • y la corrección de la fecha de referencia para calcular el tipo de cambio euro/dólar y franco suizo/dólar, para quienes usen la opción de convertir sus tenencias nominadas en monedas europeas a la moneda estadounidense, que antes estaba fijada en abril y ahora será el 6 de agosto.

"En general, se trata de cambios que casi no modifican el perfil de vencimientos, pero ayudan a mejorar el recupero", señaló el Grupo SBS en un reporte.

A esas modificaciones económicas, se sumarán los ajustes legales ya consensuados con los bonistas una vez que los valide la comunidad financiera internacional. En el comunicado no se dieron detalle al respecto. Simplemente se señaló que se trata de "ciertos aspectos de las cláusulas de acción colectiva en los documentos de los nuevos bonos para abordar las propuestas presentadas por los miembros de la comunidad acreedora, las cuales buscan fortalecer la eficacia del marco contractual como base para la resolución de las reestructuraciones de deuda soberana".

Sin embargo, es sabido que las principales modificaciones, aunque no las únicas, marcarán algunos límites a la interpretación de la cláusula de reasignación que realizaba el Gobierno para guardarse margen de implementación de la estrategia Pac-Man de canjes parciales sucesivos. Con el acuerdo con los grupos mayoristarios, esa táctica perdió impmortancia en esta operación.

Con todo, el Gobierno mantendrá el mismo volumen de pagos comprometidos respecto de la oferta anterior, aunque entre USD10.000 y USD15.000 millones superior a la propuesta inicial de abril.

Conseguirá un año de gracia; un importante recorte de alrededor del 60% en los intereses, con una baja en los cupones promedio desde del 6,3% actual al 3,1%; y una quita de capital promedio del 1,9%. El alivio en los servicios de deuda bajo ley extranjera alcanzará los USD34.700 millones para todo el perfil de vencimiento.

A eso se sumarán otros USD4.700 millones en caso de un haber, como se descuenta, una alta participación en el canje local, cuyo proyecto tratará este martes Diputados en busca de darle sanción definitiva.