La Dirección General de Aduanas (DGA) logró recuperar 5 millones de dólares al detectar una maniobra de presunta sobrefacturación en la importación de máquinas destinadas a minar criptomonedas, mientras que el Banco Central dispuso una nueva medida de acceso a los dólares para el ingreso de bienes al país. Los equipos figuraban con un valor superior al precio de mercado, según el organismo. 

"Los dólares los debemos cuidar para la producción y la generación de empleo, no para la especulación financiera", destacó el flamante director de Aduana, Guillermo Mitchel, que asumió en su cargo el jueves pasado aunque ya había estado al frente de la DGA entre marzo y diciembre de 2015. 

Por su parte, la causa penal fue radicada en el Juzgado Nacional Penal Económico Nº 2, a cargo de Pablo Yadarola, quien este lunes "ordenó un relevamiento de la mercadería secuestrada".

Esto coincide con las medidas adoptadas por el Gobierno, a través del Banco Central, para que las empresas incrementen la financiación de importaciones de bienes de capital, intermedios y suntuariostal como había adelantado BAE Negocios.

Criptomonedas: sobrefacturación en máquinas para minar 

Mientras la brecha cambiaria se incrementa y el Banco Central impone nuevas medidas para los importadores, la Aduana denunció el ilícito que "consistía en importar máquinas de minado de criptomonedas desde China, pero facturadas por una empresa extranjera LLC con sede en el estado de La Florida, Estados Unidos, a un valor irregular y superior al de mercado”, según indicaron a Infobae fuentes oficiales.

El organismo que depende de la Afip precisó que esas "máquinas arribaron a Ezeiza, con destino a la Zona Franca de La Plata a un valor unitario de USD 10 mil (promedio). En total son 2.233 máquinas por un valor total de USD 21,9 millones de varios modelos".

Las máquinas importadas aparecía con valores superiores a los de mercado

"Los valores reales de los productos, por antecedentes de destinaciones aduaneras recientes, están en un rango inferior al declarado en las destinaciones inspeccionadas: USD 5.770 a USD 7.420. Además, de las consultas a las bases públicas para compras de ese producto, el precio también difiere: USD 6.316 a USD 7.700″, detalló.

Por lo tanto, la Aduana tomó esos valores y calculó la "sobrefacturación del total de las importaciones"en "5 millones de dólares". Sin embargo, aclaró que "el monto final de la sobrefacturación dependerá de la pericia que se efectúe para determinar la potencia de minería de cada máquina, ya que el costo de la máquina está directamente asociada a la potencia para generar criptomoneda".

Dadas estas irregularidades, la DGA decidió “bloquear todas las solicitudes de tránsito de importación con el mismo circuito Ezeiza-Zona Franca La Plata para hacer un análisis exhaustivo de cada operación”.

Maquinas para minar criptomonedas

El BCRA limita los pagos de importaciones

Tras el “festival de importaciones” que, por ahora, quedó circunscripto a la energía, el Gobierno argumentó que las compras de GNL y gasoil para centrales eléctricas se realizaron por encima de las necesidades coyunturales. En junio, se importarán USD 2000 millones por este concepto.

El objetivo de mínima de las medidas anunciadas es que puedan redireccionarse USD 1000 millones mensuales para cubrir la demanda de energía, mientras que la meta de máxima radica en que las importaciones no superen los 6000 millones por mes. 

Al respecto, los representantes de las grandes firmas industriales advirtieron que la disposición de acceso de dólares para importación del Banco Central, que en principio estará vigente hasta octubre, tendrá un impacto negativo en la actividad del sector. Aunque las pymes consideraron que "la medida va en el sentido correcto".  

Qué es "minar criptomonedas"

La minería de criptomonedas es el proceso por el cual se fabrican nuevas unidades de la moneda y se introducen en el mercado, por ejemplo, bitcoins o ether. ¿De qué forma?

Las criptomonedas funcionan a partir de un sistema llamado "blockchain", un registro de transacciones que se actualiza cada vez que se hace algún movimiento con criptomonedas, registrando información de cada una. Funciona como una cadena de bloques a la que se le agregan nuevos eslabones cada vez que se crea o "acuña" un nuevo bitcoin, por ejemplo.

Para agregar un bloque a la blockchain (es decir, conseguir una nueva criptomoneda), los mineros deben calcular los números aleatorios correctos que resuelven una ecuación compleja que ha generado el sistema. Cuando lo logran, un conjunto de reglas escritas en el código de la criptomoneda otorga al minero una cierta cantidad de monedas.

Minar cripto es muy costoso: se requieren máquinas muy potentes y complejas para conseguir una moneda, y gastan muchísima electricidad, pero la recompensa es muy valiosa (o lo era, al menos hasta el inicio del "criptoinvierno").