El diario británico Financial Times alertó que la Argentina está en riesgo de convertirse en un "paria financiero internacional" si no consigue un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) y va al default, lo que "cortaría el crédito que recibe de otros prestamistas multilaterales y asestaría un duro golpe a la reputación" del organismo liderado por Kristalina Georgieva.

Con un duro informe, el Financial Times advirtió que "a medida que se acerca la fecha límite de marzo para que Argentina reestructure miles de millones de dólares en deuda con el FMI, el país está nuevamente en riesgo de ser cortado por las instituciones financieras internacionales y retirarse al aislamiento mientras el gobierno peronista de izquierda lucha por encontrar apoyo para un nuevo acuerdo".

"La mayoría de los economistas están de acuerdo en que caer en mora con el fondo sería desastroso. Cortaría el crédito que Argentina recibe de otros prestamistas multilaterales y asestaría un duro golpe a la reputación del FMI como acreedor responsable", consideró el diario.

En el informe publicado este martes, Financial Times afirma que "los analistas no ven otra opción que asegurar un nuevo acuerdo con el prestamista porque el gobierno carece de las reservas internacionales para realizar el pago". 

"Dado que los inversores privados ya rechazan a Argentina después de que incumplió brevemente en 2020, cualquier confrontación también dejaría al país, miembro del G20 y principal exportador de granos, y que ha sido rescatado 21 veces en seis décadas, un paria financiero internacional", sentenció.

Acuerdo con el FMI

El periódico económico cuestionó que "aún no hay acuerdo" con el FMI "después de 18 meses de conversaciones no concluyentes", y que a pesar de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, apunta a una propuesta con "un presupuesto equilibrado para 2027, resistiendo los llamados del FMI para recortes más rápidos al gasto y los subsidios", al informar los avances a los gobernadores "no proporcionó detalles sobre cómo se equilibraría el presupuesto para 2027".

"Guzmán, quien ha argumentado consistentemente que el acuerdo financió la fuga de capitales y rescató a los acreedores privados, atacó al FMI nuevamente el miércoles, alegando que el fondo estaba más enfocado en restaurar la confianza de los inversores que en arreglar la economía real", recalcó.

Los obstáculos políticos para el acuerdo

El informe remarcó que "mientras continúan las conversaciones con el FMI, el gobierno también debe encontrar una manera de convencer a un nuevo congreso díscolo para que apruebe su plan de reestructurar unos 40.000 millones de dólares adeudados al prestamista internacional, como parte de un rescate récord de 57.000 millones de dólares en 2018".

"Incluso lograr que políticos influyentes de la oposición se presenten para discutir el tema ha sido difícil", indicó, en referencia al faltazo de los gobernadores opositores y del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Sin embargo, el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, cambió de posición y decidió entablar diálogo con el Gobierno.

El diario señaló que "incluso si la administración Fernández puede resolver problemas con el fondo, cualquier acuerdo debe ser ratificado por el Congreso, donde la oposición logró grandes avances en las elecciones del año pasado", y por eso "encontrar un consenso ha sido complejo".

Financial Times consideró que las complicaciones y trabas que pone Juntos por el Cambio para un consenso suceden "sobre todo porque los peronistas han atacado repetidamente a la oposición por firmar el acuerdo original con el FMI, y el bloque es reacio a compartir los costos políticos de renegociarlo".

Default

Hay "una probabilidad significativa" de que Argentina caiga en mora con el fondo", según aseguró el consultado Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs. Además, consideró que las tensiones dentro dl Gobierno sobre la postura fiscal apropiada sugieren un "alcance muy limitado" para un ajuste fiscal estructural y reformas que forman la base de un programa creíble del FMI.

"El gobierno se está quedando sin tiempo y sin reservas", afirmó por su parte al Financial Times Ignacio Labaqui, analista senior de Medley Global Advisor en Buenos Aires.