La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficializó este viernes nuevos parámetros para establecer la rentabilidad en las operaciones de comercio exterior, por lo que impactará en el cálculo del Impuesto a las Ganancias. 

Mientras el dólar se continúa recalentando, el ente recaudador dispuso de nuevos cerrojos en las operaciones de comercio exterior para desalentar el uso de la divisa norteamericana. A través de la resolución 4717 publicada hoy en el Boletín Oficial se modifica los valores en la transferencia y operaciones internacionales que impactan en la determinación de la rentabilidad. Del mismo modo, se busca determinar los precios fijados en operaciones de exportación e importación de bienes.

De esta forma, se restablecieron valores referenciales de exportación de "carácter precautorio", para cualquiera de las mercaderías comprendidas en la Nomenclatura Común del Mercosur.

Así, para los ejercicios cerrados en diciembre de 2018, los vencimientos operarán a partir del próximo 10 de junio de 2020, en tanto que para los ejercicios cerrados en diciembre de 2019, los vencimientos se determinarán a partir del 10 de octubre de 2020.

Además, cuando se deban computar los resultados, deberá tomarse como parámetro para los Precios de Transferencia el criterio de segmentación y la forma de cálculo de los márgenes. También se incorpora el formulario F.2668 que centraliza todas las presentaciones y deberá presentarse cuando en alguno de los dos últimos años el contribuyente haya presentado Precios de Transferencia de acuerdo a la RG 1122. 

La decisión forma parte de la estrategia de la Aduana, organismo que encabeza Silvia Traverso, y revitaliza un área que había sido desarticulada como parte de la política de apertura y desregulación implementada por el gobierno anterior.