Un informe de Área de Economía del IAE Business School de la Universidad Austral sostiene que “a pesar del difícil contexto local y global, el peronismo tiene oxígeno social para encarar la corrección de una frágil economía”.

En el análisis, Juan José Llach señala que “el FMI sigue subrayando el riesgo de una desaceleración sincronizada, evidenciada en el predominio de los números en rojo del siguiente cuadro”. “Hay que subrayar que América latina es la peor región, tanto por su bajo crecimiento como por la caída de sus proyecciones”, sostiene.

Y reflexiona: “Salvo un intenso cambio de suerte, estaremos frente a una realidad nueva, que hará imprescindible, para salir adelante, los acuerdos políticos y socioeconómicos. Ojalá que la dirigencia y la ciudadanía argentinas, estén a la altura de este inédito desafío”.

En tanto que Martín Calveira sostuvo que “la actividad económica dependerá indudablemente de lo que ocurra con la inflación y el tipo de cambio, aunque la restricción central e histórica para nuestro país sobre la capacidad de generar liquidez externa, también estará muy activa”. “Desde el segundo semestre de 2019, la economía está severamente afectada por el aumento de la incertidumbre tras los resultados de las PASO y elecciones generales”, afirmó.