Agosto dejó un saldo positivo de USD1.436 millones por la vía del comercio de bienes. La crisis económica, que ya lleva dos años de vigencia, y que se vio fuertemente profundizada por la pandemia, provocó una contracción en las importaciones que superó a la de las exportaciones. Para el 2020 se espera un superávit comercial en torno a los USD17.000 millones.

Los números fueron publicados por el Indec a través del informe del Intercambio Comercial Argentino (ICA) de agosto. El mes mostró una particularidad respecto al resto de la cuarentena: Brasil volvió al primer puesto como socio comercial, luego de varios meses de ser desplazado por China, país que sufrió menos el impacto de la pandemia.

En total, las exportaciones cayeron 11,3% respecto a agosto del año pasado y llegaron a reportar ventas por USD4.938 millones. Por su parte, las importaciones sufrieron un desplome de 20,4% y totalizaron USD1.436 millones.

Un dato importante: los números publicados por el Indec representan las compras y ventas de bienes declaradas en Aduana. Eso no implica que los dólares de esas operaciones hayan ingresado y salido en forma efectiva del MULC, dato que suele estar afectado por la brecha cambiaria, las expectativas de devaluación que genera, la potencial menor liquidación de exportaciones y el adelantamiento de pagos de las importaciones. Mañana el BCRA publicará el número correspondiente a la base caja de agosto.