En simultáneo a los anuncios de hoy sobre los cambios en las tarifas de gas y electricidad, se espera que también se anuncie un nuevo esquema de quita progresiva de subsidios para los usuarios del servicio de agua de la empresa Aysa. Sobre la decisión, la empresa estatal explicó que actualmente "los usuarios pagan solo el 30% del valor por litro de agua producida"

En este sentido, Aysa hizo énfasis en el alto consumo de agua en Argentina. De acuerdo a la empresa pública, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la cantidad adecuada de agua para consumo humano (beber, cocinar, higiene personal, lavado y limpieza del hogar) está entre 70 y 100 litros por habitante por día.

"En Argentina, el consumo medio a nivel nacional es del orden de los 180 litros por habitante por día, casi duplicando el promedio recomendado por la OMS", explicó Aysa y subrayó que en la zona bajo su jurisdicción "el consumo medio es de 325 litros por habitante por día". Por lo tanto, "en promedio en una casa de una familia tipo ubicada en el área de AySA se usan unos 1.300 litros por día".

Estos números, explicó la empresa, son sustancialmente mayores a los países de la región. Por hogar, el promedio diario en Colombia es de 400 litros de agua, Brasil 450 litros, Uruguay 370 litros, Paraguay 783 litros, Chile 562 litros y México 539 litros. Solo es superado por Venezuela con 1.430 litros por día

Segmentación de agua: cómo se hará la quita de subsidio

De acuerdo a la información de la compañía, el 15% de los usuarios (unos 532.000 domicilios) pasarán a conformar el nivel alto. Mientras que el nivel medio agrupará al 27% de los usuarios (unos 997.000).

La mayoría de los usuarios, en tanto, quedarán agrupados dentro del sector de menores ingresos que conformará el 49% del total (unos 1,8 millones). Mientras que el 9% restante pertenece a usuarios no residenciales

La quita de subsidios será total a partir de noviembre para los usuarios de nivel alto.  En tanto, para los usuarios de nivel medio y de usuarios no residenciales se hará en tres etapas: Subsidio del 40% desde noviembre de 2022 y hasta fin de año. Luego bajará al 20% desde enero hasta el 28 de febrero de 2023. Luego se eliminará el subsidio desde marzo de 2023.

Para los usuarios de nivel bajo el cronograma será: subsidio del 45% desde el noviembre de 2022 y hasta fin de año. Subsidio del 30% desde enero hasta el 28 de febrero de 2023. Y subsidio del 15% desde marzo de 2023.

Inscripción subsidio de agua

A diferencia de los subsidios de luz y gas, la mayor parte de la segmentación que realizará Aysa se hará con datos con los que ya cuenta la compañía. Actualmente, cuenta con 11 coeficientes zonales definidos, y que cuentan con distinta carga tarifaria de acuerdo al marco regulatorio. Para la quita de subsidios, se simplificará esa división en los niveles alto, medio y bajo.

A su vez, desde la empresa que dirige Malena Galmarini explicaron los usuarios que ya cuentan con tarifa social y comunitaria quedarán exceptuados de la segmentación y no perderán el beneficio. En 2022, accedieron a la tarifa social 250.000 hogares y Aysa adelantó que "se incrementará la difusión del programa y se facilitará el acceso al mismo".  

Tarifa social de agua: requisitos

El acceso al programa de tarifa social requiere a los hogares unipersonales un ingreso neto (ingreso menos gastos de salud y vivienda) inferior a dos jubilaciones mínimas ($86.630 a septiembre de 2022).

Luego, se agrega un ingreso adicional equivalente a una jubilación mínima por cada integrante adicional del hogar. El monto máximo de ingreso neto para acceso al programa será en septiembre de 2022 de $216.575.

Cómo mantener el subsidio de agua

Finalmente, como medida adicional para aquellos usuarios residenciales ubicados en las áreas calificadas como “altas” o “medias” que, sin cumplir los requisitos de acceso al programa de tarifa social, requieran mantener una parte de su factura se propone la instrumentación de un “Registro para el mantenimiento del subsidio”.

Dicho registro permitirá mantener el nivel de subsidios correspondiente al segmento “bajo” para los usuarios y usuarias residenciales que reúnan alguna de las siguientes condiciones, considerando en conjunto a los y las integrantes del hogar:

  1. Ingresos netos menores a un valor equivalente a DOS (2) Canasta Básica Total (CBT) para un hogar 2 según el Indec
  2. Integrante del hogar con Certificado de Vivienda (ReNaBaP)
  3. Domicilio donde funcione un comedor o merendero comunitario registrado en RENACOM
  4. Al menos un o una integrante del hogar posea Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur
  5. Al menos un o una integrante posea certificado de discapacidad expedido por autoridad competente y, considerando a los y las integrantes del hogar en conjunto, tengan un ingreso neto menor a un valor equivalente a TRES (3) Canastas Básicas Totales (CBT) para un hogar Tipo 2 según el INDEC.

Asimismo, aun cuando cumpliesen alguno de los criterios mencionados arriba, no podrán acceder al beneficio de mantenimiento del subsidio los hogares que:

  • Sean propietarios o propietarias de DOS (2) o más inmuebles, considerando a los y las integrantes del hogar en conjunto, o
  • Sean propietarios o propietarias de UN (1) vehículo de hasta TRES (3) años de antigüedad, excepto los hogares donde exista al menos un o una conviviente con Certificado Único de Discapacidad (CUD).

El beneficio podrá solicitarse en cualquier momento y tendrá 1 año de vigencia. Su eventual renovación y posible asimilación para su incorporación al Programa de Tarifa Social, deberá ser considerada en la respectiva reglamentación que el Ente Regulador establezca.