El presidente Alberto Fernández aseguró que, con el acuerdo con los bonistas, el Gobierno nacional "resolvió una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de una pandemia", y destacó el "rol central" del ministro Martín Guzmán para sellar el entendimiento. 

"Resolvimos una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de una pandemia; ahora, tenemos despejado el horizonte”, destacó el mandatario en la entrevista con el sitio Cenital.

De esta manera Fernández daba a conocer la primera reacción oficial sobre el acuerdo alcanzado con los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores.

En este sentido, el Presidente señaló como "central" el rol del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien llevó adelante la negociación con los bonistas, y aseguró que "es un enorme mérito" del funcionario

"Guzmán fue central. Él recogió cuáles eran los objetivos que debíamos alcanzar y se dio una estrategia correcta. Ése es un enorme mérito suyo. Es un hombre de un enorme valor técnico y ético”, repasó el el mandatario.

En otro tramo de la entrevista, consideró que "los empresarios tienen hoy un mejor escenario para proyectar sus negocios" y añadió: "La Argentina necesita que se comprometan a poner al país de pie. Debemos construir un capitalismo con más compromiso social”.


Esta madrugada el Ministerio de Economía anunció el entendimiento con los principales grupos de acreedores de la deuda pública, para canjear US$$ 66.300 millones de títulos emitidos en el extranjero.

En tanto, se extendió hasta el 24 de agosto el plazo de adhesión para realizar el canje.

El anuncio recibió el buen visto de la mayoría del arco político local, al calificarlo de "razonable" y que "crea un nuevo escenario para el país".