A diez días de que venza el decreto de congelamiento de alquileres, hay cada vez más casos de inquilinos que denuncian situaciones límite con el alquiler de sus viviendas en CABA, según un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

El organismo afirmó que, entre diciembre y enero, "aumentó verticalmente la complejidad de los casos ingresados" y que el 70% de las denuncias que recibió en los últimos 45 días "son por situaciones límites". 

Así, según la Defensoría, recrudeció todavía más el aumento exponencial de casos que se dio mes a mes desde el inicio de la pandemia.

Algunas de las situaciones de gravedad más denunciadas por los inquilinos son:

  • Renovaciones de contratos con aumentos por encima del 60%;
  • Deuda acumulada de alquiler de más de dos meses, con pérdida de empleo o menores ingresos;
  • Negativa de la inmobiliaria a firmar contrato legal de 3 años.
  • Obligación de firmar prórroga con aumento, que es decir contrato ilegal.
  • Amenaza de desalojo una vez vencido el DNU sobre alquileres, o corte intempestivo del servicio de agua y/o gas, para forzar la salida de los inquilinos.

DNU alquileres

El próximo 31 de enero vence el decreto por el cual el presidente, Alberto Fernández, estableció el congelamiento del precio de los alquileres a inicios de la pandemia. 

La medida fue establecida mediante el DNU 320/20, del 29 de marzo. Luego, con el DNU 766/20 del 24 de septiembre, fue prorrogada hasta el 31 de enero.  

Por ahora, sin embargo, el Gobierno no aclaró si volverá a extender la vigencia del decreto más allá de fin de mes. “Adentro de las viviendas alquiladas se viven situaciones extremas. En plena crisis, la demora en extender el decreto que protege viviendas favorece las peores prácticas del mercado, con inquilinos que sin más remedio abandonan sin destino sus hogares o se ven forzados a aceptar prorrogas ilegales o renovaciones con aumentos grotescos”, afirmó Fernando Muñoz, responsable de Inquilinos en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

En Argentina, "con 9 millones de personas dependiendo de esa vía para acceder a algo tan básico como la vivienda, prevalece esta irresolución ciertamente regresiva en términos de derechos humanos. Urge que el Gobierno Nacional oficialice la extensión de esta norma hasta que dure la emergencia y planifique un plan de desendeudamiento de las familias inquilinas”, agregó Muñoz.

Qué dice el decreto de congelamiento de alquileres

¿Qué pasa con el precio de los alquileres prorrogados?

Quedan congelados los precios de los contratos de alquiler correspondientes al mes de marzo de 2020 hasta el 31 de enero de 2021.

¿El ajuste que estaba previsto y no se aplicó habrá que pagarlo?

Sí, la diferencia entre el monto pactado y el que corresponda pagar por el congelamiento deberá ser abonada en al menos tres cuotas o, como máximo seis cuotas mensuales, iguales y consecutivas.

Si no se extiende la vigencia del decreto, la primera de estas cuotas deberá pagarse en febrero de 2021.

¿Se puede dejar de pagar el alquiler?

El decreto no suspendió el pago de alquileres. Quién no pueda pagar acumulará una deuda que deberá saldar a partir de febrero de 2021. Podrán aplicarse intereses compensatorios, pero no podrán aplicarse intereses punitorios ni moratorios, ni ninguna otra penalidad.

¿Puede haber desalojo si no se paga el alquiler?

Los desalojos por falta de pago se suspendieron hasta el 31 de enero de 2021.

¿Qué pasa con los contratos que vencen dentro de los próximos meses?

El decreto 320/2020 prorrogó la vigencia de los contratos de locación de inmuebles cuyos vencimientos se produjeran a partir del 20 de marzo hasta el 30 de septiembre. El Decreto 766/2020 prorrogó el plazo de vigencia de los contratos cuyo vencimiento opere desde esa fecha hasta el 31 de enero de 2021.