El Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) cambiarán los requisitos para que los usuarios del servicio de gas puedan acceder a la Tarifa Social desde noviembre. Entre julio de  2019 y marzo de 2020, la tarifa tenía criterios de restricción que "provocaron que 61.000 beneficiarios y beneficiarias fueran excluidos" del beneficio.

Por conflicto con varios usuarios por esta situación, el secretario de Energía, Darío Martínez, solicitó a la Administración Nacional de la Seguridad Social ( Anses) quitar las limitaciones que se habían impuesto para acceder al descuento.

Asimismo, el Enargas indicó que "el régimen que implementó el Registro de Beneficiarios de la Tarifa Social tiene como objetivo brindar ayuda a usuarias y usuarios en situación de vulnerabilidad socioeconómica, que cumplan con los criterios de inclusión definidos en la normativa, a través de una bonificación del cien por ciento (100%) del precio del gas sobre un bloque de consumo máximo determinado (bloque de consumo base) en la facturación del servicio”. 

A partir de la decisión de la Secretaría de Energía, los beneficiarios excluidos tendrán que solicitar nuevamente el beneficio a través de la Ventanilla Única de la Anses.

Entre las limitaciones eliminadas está la de cruces de información que debía realizar  Anses como, por ejemplo, la verificación de la titularidad de otro medidor en las relaciones familiares declaradas ante el organismo y el proceso de control de derecho mensual.

Conforme a este criterio de restricción, hasta ahora, "si un integrante de la familia era informado por la licenciataria de distribución como titular de otro suministro, constituía una causal de exclusión del beneficio”, explicó Enargas.