El Gobierno no quiere repetir la imagen del último viernes con largas filas de personas en busca retirar dinero de los cajeros automáticos en las sedes bancarias y analiza medidas para descentralizar el acceso al efectivo.

"Lo del viernes fue fuerte, esas imágenes que se vieron y que no se quieren repetir. Así que también se estaba evaluando que se hacía con eso", señaló un vocero gubernamental a BAE Negocios.

De todos modos, desde el Banco Central confirmaron que se está realizando la carga normal de efectivo en los cajeros sin ningún problema. Y que la decisión de permitir la apertura parcial de las entidades depende de una recomendación del Ministerio de Salud.

También te puede interesar

El sábado, el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, explicó que en una reunión con funcionarios del  Ministerio de Economía y el Banco Central se convino en "acelerar la entrega de tarjetas de débito" y explicó: "Hay muchas que quedaron en las sucursales".
En cuanto a la posibilidad de generar más bocas de expendio de efectivo, algunas entidades ya anunciaron que instalarán cajeros móviles, como el Banco Provincia que utiliza ese esquema en los centros turísticos de verano, y ante la demanda de los intendentes.

El diputado nacional Leonardo Grosso señaló en las últimas horas que "los municipios están pidiendo a los bancos que implementen los cajeros móviles" en medio de la emergencia sanitaria y el distanciamiento obligatorio.

"Los bancos tienen recursos para hacerlo y deberían ser los bancos quienes pongan los recursos para que haya más", sostuvo el legislador oficialista. "Si hay alguien que ganó plata en este país, históricamente y en los últimos cuatro años, fueron los bancos y no han hecho inversiones".


Además, el diputado afirmó que "todas las empresas, los bancos privados y públicos, tienen dispositivos móviles que ponen a donde se mueve la gente para ganar plata o para darles servicios a sus clientes. "Tienen que ponerlos todos ahora en las calle".