Aníbal Fernández, exjefe de Gabiente y actual interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), declaró que él hubiese "aguantado un poco más" con el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE) ya que "la economía está hecha pedazos" y "el gasto creció para compensar".

De acuerdo con el exministro del Interior, es necesario "enderezar la economía", para lo que es necesario "fortalecer el mercado doméstico". En este sentido, Fernández recordó que, luego de "cuatro años de catástrofe", el Gobierno "se hizo cargo de la situación y resolvió problema por problema, pero vino la pandemia y hubo que ponérsela al hombro y salir adelante".

En diálogo con C5N, el interventor de YCRT señaló que el déficit fiscal y el gasto se incrementaron debido a la necesidad de asistir a la población en tiempos de crisis económica, algo que significó un gasto de "tres puntos del PBI" que se invirtieron en programas como el Ingreso Familiar de Emergencia o el ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción).

En esta línea, declaro que "hubiese aguantado un poco más" con estas asistencias, que finalizaron en diciembre de 2020 luego de tres entregas del bono de $10.000 y siete ediciones de la ayuda a las empresas. 

Anteriorimente, Fernández ya había insistido con la necesidad de continuar con la asistencia mediante estos programas. En diálogo con Infobae sostuvo: "Hubiese insistido con más colaboración del Estado, un poco más con la IFE y la ATP sabiendo que se viene la temporada, para calmar las aguas. Es mi visión, no digo que es lo que tiene que hacer el Presidente, que hace cuatro meses que no lo veo. Yo no lo hubiera cortado, qué le hace una mancha más al tigre".

El reemplazo del IFE y el ATP luego de su finalización

Luego de que el ministro Martín Guzmán anunciara en diciembre pasado que no habría un cuarto IFE, el titular de la cartera de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció la potenciación de otros programas para poder continuar con la asistencia.

Por eso, su ministerio, en conjunto con el Gobierno nacional y Anses,  fortaleció los Planes Potenciar Trabajo y Potenciar Inclusión Joven, amplió el alcance de la Asignación Universal por Hijo (AUH), extendió los meses pagados por la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y otorgó cajas navideñas y bonos de fin de año.

En este sentido, la Afip relanzó el programa de Recuperación Productiva (bautizado Repro II), el cual permitió el pago de salarios durante la pandemia para muchas empresas que habían quedado fuera del cobro del ATP, destinado únicamente para esenciales.