Este jueves, el Ministerio de Salud y el Ministerio del Interior firmarán un convenio para anular definitivamente la fe de vida, implemententando mediante una plataforma digital que otorgará un Certificado Digital de Hechos Vitales (CDHV) el trámite por el que los jubilados y pensionados debían presentarse cuatro veces al año para solicitar el certificado de supervivencia, informaron desde Anses a BAE Negocios.

Esta iniciativa facilitará que 7 millones de beneficiarios y beneficiarias del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) no tengan que volver a realizar el trámite de Fe de Vida.

El desarrollo del CDHV estará a cargo del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) y permitirá que organismos públicos y entidades privadas cuenten con información digital en tiempo real para el proceso de políticas sanitarias, previsión social, identidad e inclusión financiera.

En este marco, la directora ejecutiva de Anses, María Fernanda Raverta; el ministro del Interior, Wado de Pedro, y el ministro de Salud, Ginés González García, firmarán hoy un convenio para la creación de esta plataforma digital del Renaper.

Si bien con la pandemia la presentación del trámite se fue postergando, Raverta propuso que la Anses sea "más inteligente" y que se resuelva "desde el Estado sin que el jubilado tenga que informar su supervivencia".

"Nuestra idea es resolverlo definitivamente con la posibilidad de que dejen los jubilados y jubiladas de hacer ese trámite personal y que lo haga directamente el estado a partir del Ministerio del Interior y del Renaper y que impacte directamente en nuestra base de datos, por lo tanto que dejen de hacer la fe de vida para poder nosotros garantizar, desde la inteligencia el estado ese trámite sin que el jubilado y la jubilada tenga que salir de su casa", explicó Raverta esta mañana a Radio Dos de Corrientes.

Qué es la supervivencia o fe de vida

El trámite, que ahora quedará en el pasado, era de carácter obligatorio y los jubilados y pensionados debían realizarlo en persona o por medio de sus apoderados para demostrar que el beneficiario del haber sigue con vida.

Se realizaba de diferentes maneras según el banco donde cobraban y si residían en el país o en el extranjero.

Qué medios se utilizaban para informar la supervivencia

El banco donde cobraban la jubilación o pensión determinaba la frecuencia y la forma del trámite. 

Las formas más utilizadas para los residentes en Argentina eran:

  • Cobrar la jubilación o pensión por ventanilla en el banco.
  • Realizaban una compra con la tarjeta de débito o crédito asociada a la cuenta bancaria.
  • Poner tu huella digital en los diferentes tótems de los bancos.
  • Acercándote a una Terminal de Autoconsulta biométrica ubicada en las Oficinas de Anses.

Más notas de

Nadia Contartese

Anses diseña un programa para que beneficiarias de AUH puedan jubilarse

Jubiladas de AUH: Cómo será el nuevo programa de Anses

Anses anulará definitivamente la "fe de vida" para jubilados

Anses anulará definitivamente la "fe de vida" para jubilados

El IFE de Anses se podrá cobrar a través de Rapipago y Pago Fácil

Habilitan nuevas formas de pago para el IFE de Anses

Cuánto dura la nafta en el auto: consejos para la cuarentena

Cuánto dura la nafta en el auto: consejos para la cuarentena

Incertidumbre por los viajes de egresados 2020: padres piden respuestas concretas

Incertidumbre por los viajes de egresados: piden respuestas concretas

IFE: Mañana comienzan a cobrar los que modificaron método de pago y eligieron Red Link

IFE: Comienzan a cobrar los que modificaron método de pago

Nuevo cronograma: ¿Cuándo cobran la segunda tanda del IFE?

Segunda tanda del IFE: Nuevas fechas de cobro del bono

No habrá segundo bono del IFE, sino un refuerzo

No habrá segundo bono del IFE, sino un refuerzo

Ecuador, el país más afectado de América latina, con muertos en las calles

Ecuador, el país más afectado de América latina, con muertos en las calles

Emprendedores locales fabrican anteojos irrompibles a un tercio del valor de mercado

Emprendedores locales fabrican anteojos irrompibles a un tercio del valor de mercado