Tras la polémica por la ley de Solidaridad, el Gobierno anunció hoy la suspensión del pago de las cuotas de enero, febrero y marzo de los préstamos contraídos por jubilados y pensionados, y una reducción de las tasas de entre 11 y 12 puntos.

El titular de la Anses, Alejandro Vanoli, lo confirmó en la Casa Rosada durante una conferencia de prensa que ofreció al término de la reunión que mantuvo con el presidente Alberto Fernández.

Según indicó el funcionario, a partir del 1 de enero quienes hayan tomado créditos con la  Anses, ya sean jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), serán beneficiados con la reducción de entre 11 y 12 puntos porcentuales de la tasa de interés.

De esta forma, se pasará de una tasa de interés nominal anual máxima del 42 por ciento al 31 por ciento en el caso de los jubilados que tomaron créditos, mientras que los beneficiarios de la AUH y SUAF percibirán una reducción de la tasa nominal anual máxima del 48 por ciento al 36. 

Dicha medida beneficiará a 5,5 millones de personas, dado que "no van a pagar la cuota" de los créditos contraídos de los próximos tres meses, que contrajeron con dicho organismo.

El beneficio anunciado, sobre la reducción de la tasa de interés de entre 11 y 12 puntos, se suma a los aumentos de suma fija que recibirán en diciembre y enero, mediante el bono de 5000 pesos como parte de un paquete que dispuso el Gobierno para "recuperar los ingresos de los más vulnerables".