Los ingresos tributarios de la provincia de Buenos Aires desaceleraron su caída en términos reales durante agosto, con lo cual se morigeró la trayectoria negativa de los últimos meses, resaltó un informe de la gerencia de Estudios Económicos y Sociales del banco público bonaerense. El cambio en la curva coincidió con la reactivación de la actividad. En ese marco, ARBA anunció que empiezan a regir los cobros de impuestos pospuestos en cuarentena.

El análisis precisó que el mes pasado los ingresos tributarios totales de la provincia fueron de $ 82.157 millones, lo que implicó una variación nominal de 37,1% interanual y de -2,5% en términos reales. Según el informe, ese repunte reflejó "una contribución relevante de las transferencias nacionales recibidas por la provincia", que registró un crecimiento nominal de 48,6% y un incremento real interanual de 5,7%.

La recaudación de origen provincial, en tanto, se mantuvo en terreno negativo en términos reales: en agosto se registró un magro crecimiento nominal de 26,1% frente a un año atrás, hasta $ 38.827 millones, lo que implicó una baja real de 10,2%.

"El despliegue de la pandemia de Covid-19 se conjugó con la crisis preexistente, agudizando el declive de la actividad económica y la caída en la cobrabilidad tributaria", explicó el informe.

De modo simultáneo, remarcó, el abordaje de la crisis por parte del Gobierno provincial fue "contra cíclico", ya que se ejecutaron diversas medidas de flexibilización tributaria, destacadas en el Programa de Asistencia de Emergencia desarrollado por ARBA "con el fin de aliviar la situación de las empresas y de los contribuyentes provinciales".

Ayer, la agencia de recaudación que "hasta el jueves 24 de septiembre hay tiempo para pagar en término y con descuento la cuota 2 del Impuesto a los Automotores". "Los contribuyentes tendrán un 10% de bonificación por pagar antes del vencimiento, al que se le sumará un 10% más si están suscriptos a boleta por mail o adheridos al sistema de débito automático", destacó la comunicación.

La cuota fue prorrogada para facilitar el cumplimiento tributario en el marco de la pandemia y de esa manera mantener los beneficios por el pago de sus impuestos en tiempo y forma. "Pasado el plazo de extensión del próximo jueves, se cobrarán los intereses correspondientes desde la fecha original", anunciaron.

Según anunció la agencia de recaudación, los contribuyentes bonaerenses podrán pagar de manera digital desde la página web del organismo, www.arba.gob.ar, con tarjeta de crédito; también, a través de homebanking o mediante cajero automático luego de obtener el código para el pago electrónico.

 

La opción de pago presencial se realizará a través de todas las sucursales de Provincia Net Pagos y las bocas de atención de la empresa Rapipago.

 

"Los contribuyentes que estén suscriptos al sistema de débito automático o a boleta por mail, tendrán la bonificación de manera automática, sin necesidad de tener que hacer ningún trámite. En cambio, los que decidan adherir ahora a la primera modalidad, tendrán una demora de 60 días hasta que impacte en el sistema, mientras que el beneficio por recibir el impuesto por correo electrónico estará disponible a las 48 horas de realizado el trámite", destacaron desde ARBA.