Arba extendió por 60 días el plazo para abonar con descuento los impuestos Inmobiliario, Automotores y las cuotas de los planes de pagos con vencimiento para este mes. Aún así, desde el organismo pidieron que "quienes puedan pagar lo sigan haciendo en las fechas previstas originalmente", ya que la provincia de Buenos Aires necesita los recursos para afrontar el impacto de la pandemia.

El beneficio incluye a la tercera cuota del Impuesto Inmobiliario Urbano (para planta edificada y baldía), que vencía este jueves. Así, ahora podrá pagarse en término hasta el 10 de agosto próximo.

Para el Impuesto a los Automotores, la reprogramación alcanzó a la segunda cuota, que vencía este lunes 15 de junio. Con esta medida, los contribuyentes tendrán la posibilidad de abonarla hasta el 14 de agosto, y se mantendrán las bonificaciones de hasta 20% por pagar en término.

Por otro lado, Arba amplió por dos meses el plazo para cumplir con las cuotas y anticipos de planes de pago, pasando del 10 de junio al 10 de agosto. Esto alcanza tanto a las Pymes como al resto de los contribuyentes adheridos a programas de regularización, y también a los contribuyentes que adhieran a un nuevo plan de pagos, ya que abonarán el anticipo y la primera cuota en esa misma fecha.

El director ejecutivo de Arba, Cristian Girard, subrayó que las medidas apuntan a "acompañar el esfuerzo y compromiso que muestran todos los días los bonaerenses para enfrentar las dificultades de la pandemia".

En ese sentido, hizo hincapié en que la reprogramación de plazos "otorga más tiempo para poder cumplir con los impuestos, manteniendo los beneficios por abonar en término".

Girard destacó la importancia de que "quienes puedan pagar lo sigan haciendo en las fechas previstas originalmente, como viene ocurriendo mayoritariamente". En ese sentido, remarcó que "la Provincia necesita recursos para atender la demanda sanitaria".

En la provincia de Buenos Aires hay registrados unos 2,5 millones de automotores que tributan ante Arba, más de 5 millones de inmuebles edificados y casi 1,8 millón de terrenos baldíos, cuyos propietarios accederán al beneficio anunciado.