En el marco de la crisis generada por la pandemia de Covid-19, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires ( ARBA) decidió extender por 60 días el plazo para abonar con descuento la cuota 3 del Impuesto a los Automotores, que vencía hoy.

Así, los contribuyentes bonaerenses tendrán tiempo hasta el 15 de septiembre para efectuar el tercer pago de la Patente, con la posibilidad de acceder a las bonificaciones que pueden llegar hasta el 20% para aquellos que cumplan a término con las obligaciones con el fisco.

El director ejecutivo de  ARBA, Cristian Girard, confirmó la medida esta mañana. "Hoy operaba el vencimiento de la cuota 3 de la patente y lo vamos a extender en 60 días, por lo que los contribuyentes tendrán más tiempo para abonar el impuesto sin perder los beneficios por pago en término", aseguró el funcionario en declaraciones radiales.

El organismo recaudador bonaerense también amplió el plazo para el pago de la cuota 2 del Inmobiliario Urbano, que vencía originalmente el próximo 31 de julio. Arba determinó que los contribuyentes tendrán 45 días más para abonar el impuesto tanto para planta edificada como baldía, por lo que podrán abonar con descuento hasta el 15 de septiembre.

“Estas medidas están alineadas con la voluntad del Gobernador Kicillof de acompañar el esfuerzo y compromiso que muestran todos los días las y los bonaerenses al enfrentar las dificultades de la pandemia”, explicó Girard.

En medio del aislamiento social obligatorio dispuesto por el Gobienro nacional, el organismo de recaudación provincial ya viene extendiendo diversos plazos vinculados a vencimientos impositivos, amplió planes de pago y también suspendió embargos.

Además, el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció la semana pasada un programa de asistencia tributaria para los sectores más afectados por la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus y las medidas implementadas para aplanar la curva de contagios.

Las iniciativas incluyen bonificaciones de hasta 50% en Ingresos Brutos; reducción de alícuotas en regímenes de retención y percepción; mayor celeridad en la devolución y compensación de saldos a favor en Ingresos Brutos; y planes de pago con facilidades para regularizar deudas vencidas al 31 de mayo pasado, orientados a empresas, pymes, comercios y demás contribuyentes.