Frente al reclamo cada vez más a viva voz de empresas y contribuyentes particulares, afectados por el parate económico que generó la emergencia sanitaria, Arba postergará la tercera cuota de 2020 del impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB) y la presentación de la declaración jurada correspondiente a 2019. Así lo anunció ayer el director ejecutivo de la agencia de recaudación bonaerense, Cristian Girard.

El tercer anticipo de este tributo, que debía ser cancelado en abril, se pospondrá hasta el mes de mayo, mientras que la declaración jurada correspondiente al año pasado se pasará a junio.

Según señaló Girard, con esta medida el fisco de la provincia de Buenos Aires dejará de percibir unos 450 millones de pesos, "que contribuirán financieramente al sostenimiento de la actividad de más de 250.000 contribuyentes" de esa región.

El lunes Arba había comunicado la prorrogará hasta el 31 de mayo próximo de la suspensión de embargos sobre cuentas bancarias y derechos de crédito, en el marco de la extensión del aislamiento social preventivo y obligatorio ante la pandemia del coronavirus decretada por el Gobierno nacional.

"La situación excepcional que vivimos nos exige solidaridad, más allá de ser responsables con los recursos. Es por ello que también suspendimos los embargos sobre deudores e implementamos junto con Producción operativos de control de precios en comercios para evitar abusos", señaló Girard a través de su cuenta de Twitter este martes.