La actividad en Argentina suma siete trimestres consecutivos en caída y, así, la recesión actual se constituye como la más prolongada desde 2001, según un informe elaborado por la consultora Ecolatina, que no prevé un rebote para el primer semestre de este año.

Ecolatina indicó que la crisis que atraviesa el país que resalta como una de las más profundas y la más extensa: luego de la crisis del 2001, la única recesión que superó a la actual en términos de destrucción de producción fue la del 2008/09, cuando la actividad económica se desplomó más de 10% en tan sólo tres trimestres, aunque recuperó los niveles previos a la crisis rápidamente.

En cambio, la recesión por la que se atraviesa en la actualidad lleva siete trimestres y todavía sigue sin encontrar un piso, indicó la consultora. Teniendo en cuenta la frágil situación que registra la economía argentina, Ecolatina consideró que la actividad "no logrará repuntar en el primer semestre de 2020".

Aún así, algunas decisiones en torno a la política fiscal y monetaria podrían generar una leve reactivación hacia la segunda mitad del año, agregó el informe. En esta línea, Ecolatina evaluó que son varios los factores para tener en cuenta a la hora de evaluar si se podrá materializar una reactivación de la actividad hacia la segunda parte de 2020.

El resultado de la renegociación de la deuda es "uno de los más importantes": "Una reestructuración exitosa permitiría otorgar certidumbre a la economía argentina y relajar tensiones en el frente cambiario y financiero", apuntó Ecolatina, y remarcó que, para lograr este objetivo, el Gobierno está siendo prudente en términos fiscales con el fin de dar señales a los acreedores.

Además de aumentar los ingresos a través de una suba de la presión impositiva, se encuentra tratando de resguardar el gasto público (principalmente a través de la seguridad social) para alcanzar un resultado primario sostenible y hacer frente a las obligaciones.

En este sentido, es que no se espera que el consumo y la inversión pública sean en 2020 motores de la economía.