El economista Ricardo Arriazu trazó un panorama de la economía argentina en la pandemia, con luces y sombras de las medidas tomadas por el Gobierno en los últimos meses. En una charla vía Zoom, el experto advirtió por la brecha cambiaria, el elevado nivel de emisión y la quiebra de empresas que podría deteriorar la calidad del crédito, entre otros problemas que avizora en un futuro cercano.

“La brecha va a ser un incentivo para sacarle dólares al Gobierno”, sentenció en la conferencia online organizado por Quinquela Fondos, la administradora de FCI del grupo GST, que preside Isela Costantini.

El director de Arriazu Macroanalistas argumentó que con los últimos controles para que los importadores accedan al dólar “se paró el drenaje de divisas” y con eso el escenario de una hiperinflación "en el corto plazo", dado que ese fenómeno ocurre cuando el Banco Central se queda sin reservas y al mismo tiempo se dispara la emisión de pesos, como la observada desde que se inició la pandemia.

“El que no vende, no puede subir los márgenes y si no sube el tipo de cambio, la inflación no va a subir”, planteó en relación a la desaceleración observada en el índice de precios. "En el largo plazo la inflación es siempre un fenómeno monetario, pero tarda más tiempo de lo que la gente cree", evaluó

En cuanto a la deuda, consideró la reestructuración “un problema ínfimo pero no menos importante” y una vez que se arregle en conjunto con un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional, propuso “recurrir a la Reserva Federal, como hicieron Brasil y México”, en el marco de los swap que acordó la FED con diversos países para otorgarles liquidez en caso de que lo necesiten.

La brecha cambiaria da incentivo para que la eficacia del control de cambios sea menos eficiente. La gente trata de sacarse de encima los pesos y va al mercado paralelo. Si se normaliza la situación, automáticamente aumentan las importaciones y si ese dinero no se retira o se esteriliza, el superávit comercial va a desaparecer, y el tipo de cambio oficial va a subir”, explicó Arriazu.

En ese sentido, añadió que “ningún crecimiento va a compensar todo lo que se está emitiendo”, de ahí que “el Gobierno tiene que evitar que esto explote. En la línea que vamos, vamos a tener problemas”, señaló.

Por último, se refirió al sistema financiero, sobre el cual destacó que está “muy líquido y con poco descalce”. Sin embargo, esta situación favorable podría cambiar si comienza a haber quiebras masivas de empresas. En ese caso “la calidad del crédito va a empezar a empeorar”. “Va a depender mucho de lo que haga el Gobierno. Todavía no veo problemas pero si seguimos con seis meses más de confinamiento, nada quedará en pie”, concluyó.

Más notas de

Ignacio Ostera

Dal Poggetto: "La corrida no terminó, al BCRA le siguen afanando reservas"

La economista consideró que con la política monetaria actual el sector privado "sigue afanando reservas" al BCRA

Construcción: el regreso de Techint y Panedile a la Cámara calienta la previa a la elección

Szczech busca quedarse un año más

Szczech sobre la ley de abastecimiento: "Hay que usar todas las herramientas disponibles"

"Tenemos datos de desabastecimiento de insumos en muchas provincias", afirmó Szczech

PPP: Katopodis negocia acuerdo a contrarreloj con constructoras para evitar juicios

El ex intendente de San Martín quiere evitar futuros litigios

Empresas apuestan al mercado de deuda en pesos por si no vuelve el financiamiento externo

Con un 2021 sin financiamiento externo, empresas apuestan a colocaciones en pesos

Gobierno y empresarios coinciden en apuesta a sustitución de importaciones

El titular del INTI, Rubén Geneyro, anunció la creación de dos mesas

Raverta recordó las críticas del FMI a la nueva fórmula de movilidad

La funcionaria detalló la nueva propuesta del Ejecutivo

Nuevo Plan Gas incluye guiño al desarrollo de proveedores locales

El Gobierno apuesta a evitar las importaciones de energía en 2021

No todo lo que brilla es oro: cuáles son los proyectos mineros que levantarán vuelo

Las empresas gozan de beneficios impositivos, pero piden poder girar utilidades

Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas

Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas