El aumento de la jubilación mínima más los bonos otorgados a jubilados por el Gobierno nacional representan un incremento del haber mínimo que supera en 18% a la fórmula que aplicaba la gestión del expresidente Mauricio Macri para definirlo, según un análisis de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

De acuerdo con el informe elaborado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Undav, "la medida anunciada por el actual gobierno, el 14 de febrero último, podría entenderse como parte de un plan integral para recomponer los ingresos de aquellos que fueron más castigados durante la gestión precedente".

La casa de estudios indicó que "el aumento de las jubilaciones se focalizó en recomponer los ingresos de aquellos que tienen más necesidades, y que vuelcan una proporción mayor al consumo".

"Considerando el período diciembre/marzo, contando los dos bonos de $5.000 y el aumento, la jubilación mínima se incrementará hasta mayo 2020 $10.600 más que con la fórmula anterior. Proyectando inflación para el periodo diciembre/marzo de este año, se espera que el haber mínimo supere a la inflación en más de $16.567", evaluó la Undav.

El análisis precisó que "el incremento del 2,3% más $ 1.500 permite que 5,9 millones de jubilados que perciben la mínima reciban un aumento del 13%, superando a la inflación esperada para el cuatrimestre, del 8%".

Así subrayó que "esto determina un incremento de la mínima en términos reales del 9,8% en el acumulado entre diciembre y marzo". "Acumulando los cuatro meses, el aumento efectivo de la mínima supera en un 18% a la fórmula anterior, en términos reales", remarcó.

Al respecto, agregó que "si además se toman en consideración otros beneficios no contributivos como la AUH, el total de personas que mejoran su situación con la medida asciende a 11,8 millones, equivalentes al 86,8% del total del sistema".

"En el caso de la AUH, el shock que causó el bono de $2.000 entregado en diciembre de 2019, ayudó a recuperar el poder adquisitivo de uno de los sectores más castigados durante los últimos 4 años teniendo en cuenta que más del 50% de las niñas y los niños se encuentran por debajo de la línea de la pobreza según datos de INDEC", expuso la institución.

También destacó que "otras medidas que impactan de manera indirecta sobre el poder adquisitivo de estos sectores vulnerables, en este caso jubilados y pensionados, fueron el congelamiento de tarifas, la reducción en las tasas de interés a los deudores de los créditos de la Administración Nacional de la Seguridad Social ( Anses) y la entrega de medicamentos gratis por parte del PAMI", la obra social de los jubilados.

"Estas medidas se complementan con la decisión conjunta con la Afip de reintegrar el IVA por las compras con tarjeta de débito a jubilados que perciban la mínima y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo ( AUH)", remarcó la Undav en su trabajo difundido hoy.

Puntualizó que "de esta forma, se busca impulsar la formalización de la economía y estimular la recaudación tributaria".