Tras el incremento del 45% en el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), los haberes de los jubilados con 30 años de aportes o más, deberán adecuarse al conocido 82% móvil, sin embargo, en la práctica previsional lejos estará de ser una mejora de los haberes de la clase pasiva más vulnerable en este momento económico tan especial. 

En abril se llevará a cabo el primero de los cuatro tramos del aumento pactado. El Consejo del Salario, presidido por el Ministerio de Trabajo fijó en 45% el SMVM para 2022, que con la inflación informada para marzo queda retrasado y urgirá la revisión prevista para agosto de este año. Con 16 representantes por parte del empresariado y 16 por parte de los trabajadores, se estimó que esa suba en 4 tramos era la acorde a la realidad económica argentina como piso salarial y sus consecuencias en los programas sociales y jubilaciones

De esta manera, el monto del salario mínimo, vital y móvil, definido con 31 votos a favor, 0 en contra y 1 abstención, pasará de $33.000 a $47.850 a fines de 2022. El aumento para jubilados y pensionados que cobran a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), consistirá en un incremento de un 18% en abril, 10% en junio, 10% en agosto y 7% en diciembre



 

El haber mínimo de  aquellos jubilados que hayan obtenido el beneficio previsional con 30 años de aportes o más (sin moratorias), hoy de $32.630,  contarán con diversos incrementos a partir del mes próximo y hasta diciembre 2022 conforme lo que estipula este tan nombrado 82% móvil. Sin embargo, dado que todos esos incrementos quedarán por debajo de lo ya pautado o lo que se paute con la Ley de Movilidad Jubilatoria no se verá reflejado en bolsillo del adulto mayor, tornándose una utopía más que refleja el ajuste que estos viven. 

El 82% del SMVM:

  • Abril 2022: $ 31.930,8;
  • Junio 2022: $ 34.636,8;
  • Agosto 2022: $ 37.342,8;
  • Diciembre 2022: $ 39.237.

Como se puede observar, estos montos con los diversos aumentos previstos en la Ley de Movilidad Jubilatoria (marzo, junio, septiembre y diciembre próximos) dejarán en el olvido y en la práctica cualquier aumento extra en los haberes de los jubilados, ya que el haber mínimo siempre estará por arriba de los montos acordados para el SMVM. Con la referencia del  82% del SALARIO MÍNIMO VITAL Y MÓVIL,  la jubilación mínima no podrá ser inferior al monto de $39.237; sin embargo, para finales 2022 y con los tres aumentos restantes y algún bono extraordinario que se otorgue se prevé que el haber debería superar dicha suma, no siendo esta referencia o piso aplicable al haber. 

¿Qué es el 82 % Móvil realmente?

El 82% del ingreso del activo para establecer el haber previsional se remonta  a la ley 14499 prestación, de octubre de 1957 en su artículo 2° determinó claramente:  El haber de la jubilación ordinaria será equivalente al 82 % móvil, de la remuneración mensual asignada al cargo, oficio o función de que fuere titular el afiliado, a la fecha de la cesación en el servicio o al momento de serle otorgada la prestación, o bien al cargo, oficio o función de mayor jerarquía que hubiese desempeñado.

En este orden de ideas, si el salario mínimo de un trabajador será de $47.850 mensuales en diciembre, un jubilado deberá cobrar no menos de $32.937, por lo que los salarios y las jubilaciones deberían estar en movimiento y equiparadas para que estás últimas representen siempre el 82 por ciento de dicho salario.

Ese piso, que es el SMVM, dispuesto para “alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión” (conforme la Ley de Contrato de Trabajo) resulta distante a un salario de rama o actividad lo que también es una trampa como mecanismo de actualización de los haberes previsionales. 

Especialistas en la materia, como el abogado Ariel Samana,  nos ha manifestado al respecto: “El 82 % Móvil es más un deseo del inconsciente colectivo que una verdad revelada. Hace muchos años  se repite como un mantra que la jubilación debe ser el 82% móvil de lo que ganaba el trabajador activo en su empleo actualizado al día de la fecha. Nada de ello es cierto, o más bien, todo parcialmente entendido, lo es. Lo que hará factible siempre la posibilidad de una mejora en los haberes previsionales, y el cumplimiento actualizado del pago de los mismos, es la salud financiera de las cajas que los administran, sus recursos, inversiones y rentabilidad para poder asistir y responder a las demandas de la clase pasiva“. “El SMVM queda como marco de referencia un piso muy bajo para lo que es la escalada de la inflación y los haberes mínimos. Los aumentos sobre los haberes van a superar ampliamente este 82 % móvil“.

Por ello, y al margen de las leyes vigentes, los mecanismos de ajustes y los bonos otorgados a discrecionalidad, los haberes de los jubilados lejos estarán en este 2022 de la canasta básica alimentaria previsional o la tasa de sustitución (lo que ganaba en la actividad), perdiendo sin dudas la hoy llamada guerra contra la inflación, no quedando en oportunidad alguna por encima de este porcentaje. 

Más notas de

Tamara Bezares

Más dinero para jubilados, pensionados, AUH y universo Anses: ¿de cuánto es el próximo aumento?

Más dinero para jubilados, pensionados, AUH y universo Anses

Con el aumento del Salario Mínimo, ¿cuánto cobra Potenciar Trabajo y Acompañar?

Aumento del Salario Mínimo: ¿cuánto cobra Potenciar Trabajo y Acompañar?

Moratorias para jubilarse en Anses: ¿hay nuevas oportunidades?

Moratorias para jubilarse en Anses: ¿nuevas oportunidades?

Jubilados y pensionados: se prepara un bono extraordinario que se anunciaría en abril

Se prepara un bono extraordinario para jubilados que se anunciaría en abril

Aumento para jubilados en abril 2022: quiénes lo cobran

Aumento para jubilados en abril 2022: quiénes lo cobran