En pleno marco recesivo, la principal expectativa entre economistas dice que la inflación desaceleró durante abril. Esa lectura esconde una fuerte dispersión en las proyecciones privadas y una incertidumbre acerca de qué dirá el Indec. Y es que, en el mes que se está cerrando, la dinámica encontró a muchos bienes y servicios sin precios de referencia. Lo que deja lugar a preguntas. Los problemas logísticos serán nuevamente la principal explicación de la fuerza alcista y la emisión monetaria es la protagonista de las preocupaciones acerca de la inflación futura.

La inflación oficial de marzo fue de 3,3% y, tal como contó BAE Negocios, los problemas logísticos generados por la cuarentena obligatoria fueron los protagonistas de las subas (había sido de 2% en febrero). En abril, por supuesto, el asunto tuvo continuidad. La directora de Cercx, Victoria Giarrizo, afirmó que habrá desaceleración pero que será menor a la esperada: proyecta una inflación de 2,8%. 

Y además explicó: "Si bien Alimentos y bebidas se mantuvo estable, los productos estacionales subieron por encima del resto, sobre todo las verduras. Ahí hay una cuestión de más desperdicio, porque el transporte demora más, además de que hay escasez de mano de obra, sobre todo en las hojas verdes. Eso genera menos oferta y más costo. También carne de pollo tuvo mucho aumento y la de vaca un poco menos. En los bienes no alimentarios, durante la última semana hubo un reacomodamiento de precios en muchísimos productos. Los que están conteniendo a la inflación son los servicios, donde no hay referencias de precios en algunos rubros e incluso en otros hubo bajas. Eso está muy difícil de medir, supongo que incluso para el Indec. Así que hay algo de incertidumbre en la medición".

Coincidieron desde Ecolatina. La consultora midió 2% de inflación durante la primera quincena de abril (contra el mismo período de marzo), lo que implicó una fuerte desaceleración. Sin embargo, aclararon: "Es apresurado afirmar que la inflación retomó su curso descendente. Por caso, se relevaron una menor cantidad de precios de diversos bienes y servicios por la cantidad de comercios cerrados, a la par que otros directamente no contaron con un precio de referencia: ¿cuánto sale una entrada al cine? ¿cuánto ir a comer afuera? Además, por faltantes o problemas logísticos, algunos bienes esenciales sufrieron aumentos significativos".

Desde Orlando Ferreres y Asociados esperan que el IPC sea de menos de 2%. En cambio, Econviews proyecta que sea de 3,4%, por la incertidumbre que genera el dólar paralelo y una aceleración del oficial superior a la de los meses previos. Todo eso impactaría, pese a la caída de la demanda de consumo y la falta de precios en otros, en una nueva aceleración inflacionaria. 

La emisión está en el centro de las discusiones sobre lo que se viene. Algunos de los analistas más monetaristas reconocen que éste es el momento de imprimir, aunque advierten que hay que hacerlo con cierta conciencia de los riesgos. Desde el Gobierno afirman que no hay miedo al impacto inflacionario porque el escenario es de depresión. Y aseguran que, cuando la actividad haya arrancado, el BCRA se va a sentar a evaluar la absorción monetaria necesaria.

En los hechos, e incluso con la economía frenada, en los últimos días el Central sorprendió y no sólo pisó el freno sino que absorbió $494.153 millones en un solo día, el 20% de la base. El signo de la maquinita pasó del positivo histórico más abultado en marzo al negativo más grande en abril: $391.081 millones. Habrá que esperar y ver cómo sigue.

Desde Ecolatina afirmaron que, con dólar controlado, salarios a la baja y regulados quietos, la inflación no corre mayores riesgos de espiralización en el 2020.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

UVA y CER, los plazos fijos indexados fueron los preferidos en febrero para no perder contra la inflación

UVA y CER, los plazos elegidos para no perder contra la inflación

Los dólares exportadores alcanzaron para dar estabilidad en enero

Dólar: el campo mejoró 20% la liquidación respecto a diciembre

En el 2020, los bancos trabajaron más pero ganaron mucho menos

La tasa de los plazos fijos y de las Leliq y Pases provocó que los bancos privados perdieran dinero en diciembre

El BCRA observó caída del PBI en enero

El Banco Central aseguró que la posible interrupción del crecimiento en enero no parece anticipar una fase recesiva

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión