Las terminales automotrices pusieron en marcha una serie de acciones para colaborar en la lucha contra el coronavirus, como la apertura de las instalaciones para fabricantes de sistemas de respiratorios mecánicos y el préstamo de una flota de más de 100 vehículos.

"Frente a los desafíos que presenta la pandemia del COVID-19, las terminales automotrices nucleadas en ADEFA (FCA, Ford, General Motors, Honda, Iveco, Mercedes-Benz, Nissan, PSA Peugeot Citroën, Renault, Scania, Toyota y Volkswagen) desplegaron una serie de medidas tendientes a colaborar y atender de manera activa las necesidades sanitarias en este complejo escenario", señaló la entidad en un comunicado.

Las terminales colaborarán a nivel de ingeniería de procesos (Know how), para acompañar y potenciar la producción de empresas fabricantes de insumos médicos; avanzarán en la producción y abastecimiento de partes a proveedores de respiradores, para contribuir a mejorar su capacidad; y realizarán la donación de insumos médicos (barbijos, mamelucos, camisolines, etc), entre otras medidas.

Asimismo, prestarán grupos electrógenos para hospitales y hospitales de campaña, junto a la guardia técnica correspondiente para asegurar el correcto funcionamiento de los equipos; y darán por el tiempo necesario una flota de más cien vehículos a disposición de hospitales, movimientos humanitarios, organismos oficiales y ONG que trabajan con grupos vulnerables para atender las necesidades de traslado de voluntariado e insumos médicos.

"En situaciones extraordinarias como la que estamos atravesando en todo el mundo y en nuestro país particularmente, es imprescindible la colaboración y contribución de todos los actores de la sociedad", destacó Gabriel López, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).