El Gobierno oficializó nuevas excepciones al aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus y autorizó diversas actividades y rubros en nueve distritos del conurbano bonaerense y en las provincias de La Rioja, Santa Fe y Salta.

La disposición, publicada ayer en el Boletín Oficial, alcanza a los partidos bonaerenses de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Exaltación de la Cruz, Ezeiza, General Rodríguez, Pilar y Tigre. La mayoría de las habilitaciones concedidas en Buenos Aires tienen que ver con rubros industriales, y en el resto las provincias se avanzó también en actividades sociales, recreativas y deportivas, entre otras.

Sin embargo, en algunos partidos se sumaron actividades comerciales. En Almirante Brown, se incluyó en la lista a las profesiones liberales (abogados, contadores, martilleros, gestores, agrimensores, escribanos, arquitectos), las relacionadas con la medicina y auxiliares (kinesiólogos, fonoaudiólogos, podólogos, nutricionistas), y las actividades comerciales con retiro en el local o take away (gastronómicos, pinturerías, venta de materiales eléctricos, maderas/mueblerías, venta de aberturas, venta de cerámicas, casas de repuestos de automotor, viveros).

En Exaltación de la Cruz podrán empezar a trabajar las industrias de aluminio y afines, vidrio, pintura, imprentas, cerámicos, celulosa de papel, plásticos y subproductos, bicicletas y motos, y cemento, así como las herrerías y carpinterías, lavaderos de autos, librerías, kioscos, venta de artículos de telefonía, celulares y computadoras, mueblerías y kinesiólogos.

En paralelo, más de cincuenta intendentes de la provincia de Buenos Aires solicitaron en forma conjunta al gobernador Axel Kiciloff "la posibilidad de contar con mayor autonomía para tomar decisiones ágiles en el territorio" en el marco de la pandemia.

Este grupo de jefes comunales expresaron su "preocupación por los distintos sectores económicos y sociales que se ven imposibilitados de retomar gradualmente sus actividades".

"Estamos convencidos de que podemos avanzar hacia un nuevo esquema de funcionamiento de diversas actividades sociales, económicas y deportivas más flexible, que serán seguramente distintas en cada caso, adaptadas a la situación sanitaria y social de cada municipio", expresaron los jefes comunales.