El  riacho Barranqueras comenzó a ser dragado, en lo que constituye una obra clave para mejorar la logística para la actividad comercial en el norte del país y la conexión con la hidrovía Paraná-Paraguay.

El objetivo de la obra es mejorar los servicios del puerto a través de la apertura de un canal de 60 metros de solera y 10 pies de profundidad más 2 pies de revancha, a los que se suma el balizamiento y mantenimiento del riacho.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, supervisó los avances durante una recorrida que realizó junto con la  intendenta de Barranqueras, Magda Ayala y el ministro de Infraestructura, Juan Manuel Carreras, para evaluar las tareas que inició Jan De Nul, empresa familiar de origen belga, líder mundial en obras de dragado e infraestructura portuaria y marítimas.

La compañía opera desde hace 25 años las obras en la Hidrovía Paraná-Paraguay, que son esenciales para seguir extendiendo y profundizando la vía navegable que integrará el noreste argentino, hasta Paraguay. 

La DN28 inició los trabajos que terminará un draga de succión por arrastre

La draga de inyección por agua, DN28, será la encargada de iniciar las tareas de dragado de apertura del riacho para que una vez que se alcancen las profundidades adecuadas quede listo el camino para que ingrese y complete la obra la draga de succión por arrastre, Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Ambos buques cuentan con tripulación argentina, y operan bajo estrictos protocolos de seguridad

En la recorrida asistida por la Prefectura Naval Argentina, Capitanich indicó que el riacho siempre presenta dificultades que se originan por las bajantes del río Paraná, que a su vez traen consecuencias en la operatividad del puerto de Barranqueras. Es así que adquiere mucha importancia la ejecución de las obras que se llevarán adelante y que son financiadas a través de la tasa de dragado que la pagan los propios usuarios del sistema.

"Haremos competitivo al Puerto de Barranqueras dotándolo de mayor tecnología e infraestructura edilicia”, aseguró Capitanich, proyectando que para el 2021 los puertos Barranqueras y Las Palmas integren, junto al sistema ferroviario Belgrano Cargas y el sistema vial, un transporte logístico multimodal.

"El 2021 es el año que aspiramos a tener dos puertos competitivos. Será claramente el despliegue más importante que pueda tener nuestra provincia y la región, porque pretendemos ser el nodo logístico del norte argentino; es una misión extraordinaria”, apuntaló el Gobernador.