Esta semana el Indec reveló que el índice de pobreza llegó al 42% en la Argentina al término del segundo semestre del 2020. Sin embargo, en siete de las diez provincias que conforman el Norte Grande se redujo la cantidad de familias e individuos que viven por debajo de la línea de pobreza

Por su parte, tal como advierte el informe, el Noreste (NEA) continúa siendo junto con el Gran Buenos Aires (GBA) las regiones con “las mayores incidencias de la pobreza en personas”. 

Dentro de las provincias que disminuyeron sus valores, el caso más relevante es el de Formosa con una reducción del 5,5% para los hogares y 5,2% para las personas

En cuanto a los valores absolutos, el informe del Indec desglosado por la Dirección de Estadísticas, Censo y Documentación de Formosa (DPE), precisó que en esta provincia 3.600 familias y 12.108 personas salieron de la pobreza en el segundo semestre de 2020, en comparación con el segundo semestre de 2019.

En Formosa la cantidad de hogares pobres llega al 25,7% y la de personas pobres alcanza el 36,4%. En ambos casos por debajo del promedio nacional.  

Otras provincias que redujeron la tasa de pobreza 

Las otras provincias norteñas que tuvieron una tasa significativa de reducción de las familias y las personas pobres fueron Misiones (también en el NEA), Salta y Santiago del Estero (ubicadas en el Noroeste, NOA).

En Misiones y Salta las familias pobres cayeron en 3,3 puntos porcentuales y en Santiago del Estero lo hicieron en 3,1 puntos. Y si bien en Catamarca (perteneciente al NOA) la reducción de familias pobres fue de 1,7 puntos, la tasa de individuos que superaron ese umbral fue de 3,9 puntos porcentuales. 

La contracara en estos casos fue la de las provincias de Corrientes y Tucumán. Ambas con fuerte subas de las familias y de las personas que viven por debajo de la línea pobreza.

En Tucumán este porcentaje creció un 5,9% y el total de las personas que no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas subió 6,2%. Por su parte en Corrientes la cantidad de hogares pobres se incrementó un 4,6% mientras que el total de personas por debajo de esa línea aumentó un 5%.

Trabajo en blanco: la solución de Formosa 

La reducción de pobreza en Formosa está vinculada con el crecimiento en la tasa de empleo privado.

Según el informe de Situación y Evolución del Trabajo Registrado presentado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, “en Formosa hay un total de 23,5 mil trabajadores registrados privados y la variación porcentual de noviembre a diciembre de 2020 registró un crecimiento del trabajo en 1,3%.

Esta acción, acorde al relevamiento, se observó básicamente en los rubros: comercio al por mayor y menor, construcción, captación, depuración y distribución de agua.

Con respecto de los empleos creados en el rubro de la construcción que es uno de los que más incide en la generación de trabajo, el impacto positivo vino por el lado de las reactivaciones de obras, tanto privadas como públicas, que habían quedado paralizadas. 

Al respecto,  Formosa se ubicó detrás de Entre Ríos en cuanto a creación de empleo privado en pandemia. Fue la segunda provincia que más puestos de trabajo generó en 2020.

Otro punto que aportó a la mejora de los números en relación con la pobreza fue el incremento salarial "por encima de la inflación" para los empleados del sector público.

El pasado 3 de marzo el gobernador Gildo Insfrán anunció un aumento para los empleados estatales del 42%, sumado al anuncio de un bono de 10 mil pesos, mismo valor que el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE), al personal del sistema público de salud y de la policía provincial