El 2021 terminó con un superávit del balance comercial de USD15.281 millones, incluso USD500 millones superior al que se registró en Aduana. La liquidación del agro estuvo encendida a lo largo del año, e incluso en diciembre, de la mano de los precios internacionales de los commodities ampliamente favorables. Sin embargo, el año terminó con una caída en las reservas, por los vencimientos de capital con el FMI; por los pagos adelantados de importaciones, que se lograron revertir hacia fin de año y por los pagos de deuda privada. El acuerdo con el Fondo ayuda a corregir esos problemas pero las revisiones trimestrales serán una espada de Damocles. En diciembre se perideron USD1.990 millones de reservas. Un ritmo que sería insostenible.

Diciembre mostró un fuerte desbalance de las cuentas externas. Por un lado, el saldo comercial se recuperó con fuerza. El agro liquidó en forma cuantiosa y la administración de pagos de importaciones del BCRA logró que los pagos no se desbocaran, tal como había ocurrido entre junio y septiembre. Hubo un superávit comercial de USD1.060 millones. Por otro lado, la cancelación del vencimiento de diciembre con el Fondo, por USD1.853 millones desbordó por mucho ese ingreso.

El acuerdo con el FMI parece brindar soluciones en ese sentido, al menos para el 2022. Por un lado, el Gobierno consiguió que no se planteen cambios en la política cambiaria, por lo cual la administración de las importaciones seguirá, según lo anunciado, en las mismas condiciones, dado que no se buscará una devaluación. En segundo lugar, porque en adelante los pagos para cubrir vencimientos tendrán como contrapartida nuevos desembolsos. Y en tercer lugar, porque la diferencia entre lo que ingresará por el Fondo menos lo que ya se pagó le dejará al país un extra de casi USD4.500 millones, que irá a intentar cumplir la meta de acumulación de reservas por USD5.000 millones a los que se comprometió Argentina.

También una mirada a la fuga permite observar algo en esa línea. La continuidad de la política cambiaria será clave: el cepo hizo que el 2021 terminara con una fuga de USD518 millones. Un promedio mensual de USD43 millones a lo largo del año. Poco y nada. Sobre todo comparado con los USD26.879 millones sólo entre enero y octubre del 2019, justo antes de que Cambiemos lo implementara. Un promedio mensual de USD2.688 millones. La continuidad de esa política luce como una clave. 

Sin embargo, la lectura contraria muestra que cada tres meses se volverá a jugar una final en la que, si se pierde, el default, dado que la salida de USD1.990 millones de diciembre es insostenible aritméticamente, con unas reservas netas de alrededor de USD1.500 millones, es una certeza. Lo sostuvo el director del CESO, Nicolás Pertierra: “A las revisiones hay que cumplirlas y el país va a estar al borde del default, dependiendo de las revisiones para cancelar los pagos porque va a depender de esos recursos”.

En diciembre la liquidación de exportaciones estuvo por encima del nivel de exportaciones. La comparación no se debe realizar mes a mes, ya que eso se puede ir compensando en ejercicios posteriores, pero por lo pronto con ventas externas por USD6.587 millones, los cobros totalizaron USD6.741 millones. Por el lado de las importaciones, al igual que en octubre y noviembre, es decir desde que el BCRA comenzó a regular los pagos adelantados, no hubo excesos. Con ventas externas por USD6.216 millones, los pagos quedaron bien por debajo, en USD5.681 millones. Y eso, a diferencia de lo ocurrido en octubre, con la economía creciendo.

De todas formas, el superávit comercial no alcanzó para compensar a un creciente turismo al exterior y a los pagos de intereses de la deuda externa, pese a que siguen en números moderados gracias a la renegociación del 2020. Por el lado del turismo se fueron USD367 millones. El nivel sigue siendo bajo pero es el récord desde que hay pandemia y es una alarma porque, con un superávit comercial tambaleante en los últimos meses, los dólares pueden no alcanzar. La cuenta servicios generó una salida de USD714 y el bimestre noviembre-diciembre fue el peor del año. Por intereses de la deuda se fueron otros USD383 millones y así hubo déficit de cuenta corriente por USD44 millones. Poco pero rojo al fin.

El lado financiero fue muy abultado y el protagonista fue el pago al FMI. Esa salida por USD1.853 millones. También los pagos de deuda privada generaron un drenaje ya clásico de USD 390 millones. La noticia apareció por el lado de la intervención del BCRA en el dólar paralelo, que se frenó por completo durante diciembre. La estrategia de contener a la brecha en la previa electoral cedió y mientra que la compra-venta de títulos valores de la autoridad monetaria promedio USD338 millones entre julio y noviembre, en diciembre cayó a apenas USD4 millones.

Con todo, el déficit financiero fue de USD1.9455 millones en diciembre y de USD5.769 millones en el año. La cuenta corriente en el año sumó USD5.566 millones y no llegó a compensar del todo. Así, la salida de reservas fue de USD107 millones. Y así se vio que el superávit comercial no alcanzó para cubrir la demanda de divisas del lado financiero más turismo.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El Tesoro y la meta de emisión monetaria: se juega una parada clave

El Tesoro y la meta de emisión monetaria: se juega una parada clave

El uso de máquinas industriales y su mejor marzo en los últimos seis años

El uso de máquinas industriales y su mejor marzo en los últimos seis años

La inversión crece por la suba de la ganancia empresaria

La inversión crece por la suba de la ganancia empresaria

Agis: el plan K para apuntalar ingresos tiene impacto fiscal de 3,5% del PBI

Agis: el plan K para apuntalar ingresos tiene impacto fiscal de 3,5% del PBI

El Banco Central subió la tasa ante la persistencia de la alta inflación

El Banco Central subió la tasa ante la persistencia de la alta inflación

El BCRA volvió a emitir para cubrir rojo primario

El BCRA volvió a emitir para cubrir rojo primario

Las paritarias de los estatales permitieron moderar la pérdida de salarios contra la inflación

Las paritarias de los estatales permitieron moderar la pérdida de salarios contra la inflación

¿Puede el bitcoin ser la moneda de circulación legal?

¿Puede el bitcoin ser la moneda de circulación legal?

Subas en naftas y prepagas le suman medio punto al IPC de mayo

Subas en naftas y prepagas le suman medio punto al IPC de mayo

El BCRA alcanzó un ritmo de compra de dólares para cumplirle al FMI

El BCRA alcanzó un ritmo de compra de dólares para cumplirle al FMI