El Gobierno sumó otro apoyo empresario en el marco del proceso de renegociación de la deuda, tras haber recibido esta misma semana el respaldo de la Unión Industrial Argentina (UIA). Se trata de los bancos privados de capital nacional nucleados en Adeba, la entidad presidida por Javier Bolzico. 

"Adeba apoya las gestiones y esfuerzos que llevan adelante las autoridades con el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública y recuperar el crédito de la República, que requiere el aporte y el esfuerzo conjunto de todas las partes involucradas. Tan importante como lograr un acuerdo entre las partes, es que el mismo sea sustentable una vez alcanzado", expresó la Asociación de bancos mediante un comunicado.

"Recuperar y mantener en el tiempo el crédito público, permitirá sentar las bases y generar las condiciones necesarias para que el país retome la senda de crecimiento inclusivo y de generación de empleo. La recuperación del crédito público permite el acceso del sector privado al mercado de capitales y así expandir las opciones de financiamiento de la inversión y consumo. Esto debe ser una responsabilidad y objetivo del conjunto de la sociedad, que involucra a los distintos actores del sector público y del sector privado", resaltó la entidad en un parte de prensa.

Se trata del segundo apoyo que consigue el Gobierno de parte del sector patronal en la misma semana, después de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, dialogara con las autoridades de la UIA mediante video conferencia desde el Palacio de Hacienda. Los industriales plantearon su "acompañamiento a la estrategia" y pidieron "una pronta resolución" para "generar un escenario de previsibilidad macroeconómica".
 

En tanto, el martes, la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra) también expresó su apoyo al proceso de renegociación de la deuda, que calificó como "un aporte para superar las dificultades actuales y fortalecer el ahorro y la inversión argentina como instrumento para el desarrollo nacional".

Por el contrario, la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), que nuclea a los de capital extranjero, habían salido la semana pasada con una carta firmada bajo el paraguas del Foro de Convergencia Empresarial, más identificado con el macrismo, que pedía eliminar los controles de precios y se posicionaba en contra del impuesto a las grandes fortunas.

La misiva también había sido acompañada por la Cámara Argentina de Comercio (CAC), otra de las entidades que forma parte del llamado grupo de los 6 pero que por el momento no sentó posición en lo que refiere a la negociación de la deuda.