El barón y banquero Benjamin de Rothschild, presidente del Consejo de Administración de Edmond de Rothschild Holding SA, entidad que supervisa el Grupo Edmond de Rothschild, falleció de un ataque cardíaco a los 57 años.

El empresario sufrió un infarto en su casa de Suiza, donde vivía con su esposa Ariane de Rothschild y sus hijas .  Rothschild, nacido el 30 de julio de 1963, tenía 57 años.

El grupo franco-suizo que lideraba, con sede en Ginebra, está especializado en banca privada y gestión de activos.

El valor de los activos gestionados por el grupo asciende a 173.000 millones de francos suizos (160.000 millones de euros). Fundado en 1953, el grupo cuenta ahora con 2.600 empleados y 32 ubicaciones en todo el mundo.

Benjamin de Rothschild había estado al frente del grupo desde 1997 y tras la muerte de su padre, Edmond de Rothschild, esposo de la baronesa Nadine de Rothschild, quien se hizo conocido por su defensa de los buenos modales.

Veleros y competencias, las pasiones del barón

Benjamin de Rotschild fue un apasionado de la navegación. En oportunidad de paricipar de  la Vendée Globe en 2017 pudo exponer sus conocimiento.

Era uno de los personajes en el mundo de la vela. Heredero de una tradición familiar de 140 años, solía ser animador de las competencias de navegación.