En pleno cronograma de restauración de la sostenibilidad de la deuda externa, en el horizonte de corto plazo aparece algo de ruido: el 9 de marzo Aurelius Capital presentaría una demanda ampliada contra el país por sus tenencias de cupones de deuda atada a la evolución del PBI. Abundará así en su argumento judicial que intentará demostrar que Argentina manipuló las estadísticas oficiales para ahorrarse así el pago de los bonos.

La demanda es por US$84 millones, por supuestos dividendos que Aurelius Capital se habría perdido de cobrar a partir de la cuestionada intervención del Indec, ocurrida durante el período de Gobierno del kirchnerismo. Según los bonos, Argentina debía pagar extra cuando la actividad trepaba por encima del 3,2% anual.

El CEO de Fin Guru, Sebastián Maril se refirió a los conflictos judiciales que deberá enfrentar el país en pleno cierre del cronograma de reestructuración de la deuda externa. En ese sentido, remarcó que el fallo por la expropiación de YPF se publicaría hacia la tercera semana de marzo, a la par del roadshow del equipo económico en Nueva York.