El nivel de actividad industrial registró en noviembre pasado una caída de 3,1%, y acumuló así en los once primeros meses de 2019 un retroceso de 6,9%, informó hoy la Unión Industrial Argentina ( UIA).

Los sectores más afectados en noviembre fueron la industria automotriz (-26,4%), metales básicos (-15,4%), por la menor actividad de la industria siderúrgica, y metalmecánica (-7,1%), en gran parte debido a la caída en la actividad de los rubros fundición, bienes de capital y autopartes.

En menor medida, también retrocedió la producción de papel y cartón (- 3,9%) y sustancias y productos químicos (-2,0%). Por el contrario, los rubros que registraron un comportamiento positivo durante el ante último mes del año pasado fueron la industria textil, con una mejora de 10,8%, impulsada por la preparación de fibras de uso textil y de hilados de algodón, aunque este sector compara con una muy baja base de producción en 2018.

También cerraron en alza la refinación de petróleo (+4,9%), minerales no metálicos (+4,2%), alimentos y bebidas (+4,0%) y edición e impresión (+2,0%).

En cuanto al comercio exterior, en noviembre las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) se expandieron 3,8% interanual, aunque descontando el efecto del rubro metales preciosos y (que está incluido), la caída del resto de las MOI fue del -9,2%.

Con relación a las manufacturas de origen agropecuario (MOA), las mismas se incrementaron 9,4%, principalmente por carnes y productos de molinería.

Por su lado, las importaciones presentaron una caída generalizada de 21,9%, tanto por la menor demanda de productos finales, de consumo (-14,5%) y de vehículos (-58,5%), como por aquellos bienes vinculados a inversiones y producción.

Las cifras de octubre de ese año fueron de 2,9% para la medición mensual y de 7,1% para la interanual.