Los consumidores de América latina y el Caribe, donde el dinero en efectivo es la forma dominante de pago, están dando prioridad a la salud, higiene y seguridad durante la pandemia, y así el comercio electrónico y los pagos sin contacto se están acelerando, aseguró un estudio de Visa.

La compañía realizó un sondeo entre 400 personas en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Perú y México para descubrir cómo la pandemia había afectado las actitudes sobre el gasto y los pagos.

La penetración de las transacciones presenciales sin contacto superó los dos dígitos en marzo en 17 mercados.

El 39% dijo que "evitar el contacto" es lo que lleva a realizar compras en línea.