El proyecto del oficialismo, impulsado por Sergio Massa, que sube el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias incorporó otros dos beneficios para los trabajadores y jubilados que queden eximidos de pagar el tributo en caso de aprobarse la iniciativa. La implementación del nuevo piso en 150.000 pesos será retroactiva a enero, lo que implicará la devolución de lo pagado durante los primeros tres meses del año. Además, el aguinldo quedará exceptuado para salarios que no superen ese mínimo.

Las modificaciones al proyecto original, que recogieron algunos de los planteos de los legisladores de extracción sindical, fueron difundidas por el presidente de la Cámara de Diputados a pocas horas de que comience su tratamiento. Mañana comenzará el debate en comisión.

El primer cambio determina que la implementación de la suba del nuevo piso a 150.000 pesos sea retroactiva a enero. Así, en caso de que la iniciativa se convierta en ley, lo deducido por el impuesto en los primeros tres meses del año será reintegrado en el salario del mes de abril. Desde el oficialismo destacaron que "los más de 1,2 millón de contribuyentes que dejarán de pagar el tributo, contarán con el beneficio extra de contar en su bolsillo con la devolución de aquello que hayan pagado en los meses de enero, febrero y marzo".

La segunda modificación incorpora la exención del pago de Ganancias al Sueldo Anual Complementario (SAC), conocido como aguinaldo, de quienes no alcancen de forma regular el nuevo mínimo no imponible.

Tras estas incorporaciones, según las estimaciones del oficialismo, el Estado generará "un impacto positivo en los bolsillos de los trabajadores y jubilados de 10.000 millones pesos durante abril que se volcarán de manera directa al consumo".

En un comunicado, el exintendente de Tigre afirmaron que estos cambios ya fueron validados por el Ministerio de Economía y la AFIP. Esto es central ya que los nuevos beneficios ampliarán el monto que dejará de recaudar el fisco, hasta ahora calculado por el Gobierno en 40.000 millones de pesos para 2021. Para compensarlo, el Congreso tratará también un proyecto que suspende la baja en el impuesto que debía regir este año para las empresas (del 30 al 25%), según lo dispuesto por la reforma tributaria de 2017.

Este martes se abrirá el debate del proyecto en comisión para avanzar en la reforma al gravamen. Allí, expondrán el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias.

"El Congreso tiene la oportunidad de mostrar qué rápido y bien resuelve una demanda histórica de trabajadores y clase media desde que nació la tablita de Machinea. Este es el recorte más fuerte del impuesto a las ganancias a los trabajadores. Cumplimos la palabra empeñada", afirmó Massa.