El presidente Alberto Fernández afirmó que "los precios de la carne bajaron" desde que el Gobierno aplicó restricciones a las exportaciones del sector. Luego de días tensos por reclamos del campo ante la extensión de la medida, ratificó que no le parece "justo" que el valor internacional de la carne vacuna argentina sea el mismo que las personas pagan en el mercado interno.

"Los precios de la carne bajaron desde el momento en que restringimos las exportaciones. No es justo que el precio internacional de la carne vacuna sea el mismo precio que deban pagar nuestros compatriotas", sostuvo esta mañana el Presidente, al compartir un informe que da cuenta de los efectos del llamado "cepo a la carne".

En ese sentido, remarcó: que "cuidar la mesa de los argentinos" es su "compromiso" al compartir las conclusiones de un informe del Observatorio de Precios del Centro de Economía Política Argentina ( CEPA), que revela que "el precio de la carne vacuna se redujo por segundo mes consecutivo, -1,4% en agosto".

CEPA resalta en su trabajo, encabezado por el economista Hernán Letcher, que "es evidente que las medidas impulsadas tuvieron efecto sobre el precio de la carne en Hacienda y mostrador".

El informe indica repasa los aumentos de los primeros ocho meses del 2021 e indica que "cortando con la fuerte dinámica alcista, en julio y agosto los distintos cortes de carne vacuna mostraron en promedio una caída de 1,0% y 1,4% respectivamente".

"Analizando la evolución de las variaciones mensuales a lo largo del año 2020 y los primeros ocho meses de 2021, se observan incrementos significativos de la carne vacuna durante enero (7,6%), marzo (5,6%), abril (9,2%), noviembre (7,7%) y diciembre (20,2%) de 2020, y también en 2021, con particular aumento en los meses de enero, marzo y junio de 2021 (6,3% 7,3% y 7,9% respectivamente)", demuestra el estudio de CEPA.

CEPA realizó una categorización en cortes “caros, intermedios y económicos”, observando su evolución, y "se incluyó el pollo dado los elevados niveles de consumo por parte de la población y su carácter de bien sustituto". 

"Se observa que en los tres tipos de categoría ha habido un descenso de precios: en los cortes caros el promedio fue de -1,3%, en los cortes intermedios alcanzó -1,2% y en los económicos fue de -1,0%. Por su parte, el pollo bajo su precio 0,7%. Dado que la canasta involucra una mayor ponderación de cortes intermedios, el promedio de precios resulto de -1,4%", afirma el centro de estudios.

Por su "carácter sustituto respecto a los cortes vacunos", CEPA comparó el precio del pollo fresco con el precio del asado, principal corte de la vaca. "Lo que se observa es una reducción de la brecha entre los precios del asado y el pollo entero, que se había incrementado sensiblemente en los últimos meses. Esto se debe a un leve aumento del precio del pollo junto con la reducción de precios de la carne vacuna", indicaron.

De esta forma, "si en julio de 2021, 1 kilo de asado equivalía a 3,66 kilos de pollo, en agosto de 2021, 1 kilo de asado equivale a 3,58 kilos de pollo", ya que "el abaratamiento de la carne vacuna respecto al pollo durante el mes de agosto fue del 2,1%".

Cepo a la carne

El martes pasado, los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura prorrogaron hoy hasta el 31 de octubre próximo las restricciones a las exportaciones de carne.

Así lo hicieron a través de la Resolución Conjunta 7/2021, que amplió lo establecido por el artículo 2 del decreto 408/2021, por el cual se limitaron los embarques de carne vacuna hasta un 50% del promedio despachado el año pasado.

"Las exportaciones de carne no están cerradas. Se está exportando muy por encima del promedio histórico", había señalado en ese momento fuentes oficiales, quienes precisaron que "en julio último se exportaron US$ 194 millones de carne bovina".