Los datos de empleo del segundo trimestre batieron récords: se trató, como mínimo, del mejor nivel de los últimos veinte años. La tasa de empleo, de hecho, subió 3,1 puntos en la variación interanual y llegó al 44,6%. Eso implicó que a nivel nacional, extrapolando al total de la población, 21.000.000 de personas tuvieron un trabajo, lo que implicó un crecimiento de 665.000 puestos, tal como estimó la consultora LCG. Eso fue de la mano de una caída en la tasa de desempleo, que bajó al 6,9% y presentó el mejor desempeño de los últimos siete años.

Sin embargo, las expectativas para lo que viene no son tan positivas: incluso el Gobierno estima que se ingresó en una nueva etapa recesiva. Además, las estadísticas vienen mostrando un fenómeno particular de alto empleo y alta pobreza.

Los números fueron publicados por el Indec a través del informe de Mercado de trabajo. Tasas e indicadores socioeconómicos, que se realiza a partir de los relevamientos de la EPH. Corresponde a lo ocurrido en el segundo trimestre. Los indicadores vienen mostrando un buen desempeño desde que hicieron pico histórico en lo peor de la cuarentena. Aun así, siempre el deterioro fue menor al del resto de la región y la recuperación fue más veloz.

El empleo en 44,6% fue el mejor registro desde que arrancó la serie histórica, en el primer trimestre del 2003. Nunca, en los últimos veinte años, se llegó a un nivel comparable, e incluso los números acostumbraban a ir por debajo en series anteriores. La tasa de actividad, que incluye a los que tienen trabajo y a los que lo buscan, también estuvo en el máximo punto de las últimas dos décadas: llegó al 47,9%. De ellos, los desocupados representaron a 1.500.000 personas.

Respecto del trimestre previo, destacó LCG, 687.000 personas buscaron trabajo y 665.000 lo consiguieron. Sin embargo, la consultora agregó: "De los 665.000 puestos de trabajo creados en el trimestre, 145.000 son informales (22% del total)".

En ese fenómeno, cabe destacar, se enmarca el doble dato de empleo y pobreza corriendo en simultáneo en niveles históricamente altos. Y es que la caída del salario es una explicación clave y lo cierto es que ese deterioro es más notorio en los eslabones más precarios del mercado. Lo destacó la consultora Equilibra: "Pese a una mayor tasa de empleo y un menor desempleo, la incidencia de la pobreza es similar a registrada en la segunda parte de la década del 90. En el último lustro existió un fuerte deterioro del poder adquisitivo de los ingresos laborales, lo que produce que, con idéntica tasa de empleo, la pobreza en la actualidad sea significativamente superior a la de 2011".

La semana que viene el Indec publicará el dato de pobreza del primer semestre del 2022. El número será inferior al del cierre del 2021 pero no demasiado y el piso de 35% sigue siendo dificil de perforar. Para colmo, las estimaciones privadas vienen mostrando un nuevo deterioro en los últimos meses que llevan a los indicadores a acercarse muchó al 40%. Según la UTDT, de hecho, el semestre móvil marzo-agosto cerró en 39,9%.

Las perspectivas futuras son malas para los indicadores laborales, dada la etapa recesiva que el propio Gobierno admite que está comenzando. Desde LCG remarcaron: "Esperamos que la creación de empleo se modere en vistas de una menor actividad. A su vez, la erosión de los salarios reales por la dinámica inflacionaria podría derivar en la búsqueda de empleo para aportar nuevos ingresos en los hogares, redundando en una mayor tasa de actividad que, de no ser convalidada por la creación de empleo, redundaría en un aumento de la tasa de desocupación".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Récord del BCRA: en septiembre superó los USD 3.000 millones de compra de reservas

Al Central le llovieron dólares del campo

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

PBI superó lo esperado pero consumo e inversión ya muestran frenos

Todos los factores de la demanda afectarán a la producción

Con megatasa, el Tesoro consiguió una extraordinaria renovación de vencimientos

Tras la segunda vuelta, Finanzas redondeó otra licitación exitosa

El BCRA subió la tasa al 6,2% y sigue por debajo del ritmo de la devaluación

La tasa sigue corriendo por detrás de otros precios relativos clave

El BCRA deberá ajustar la tasa pero el riesgo es una espiralización

El Directorio tomará una decisión en la tarde del jueves

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

Se disparó la emisión por intereses de Leliq pero la tasa se atrasó respecto al dólar

Se espera que el BCRA corrija esta semana

Con empleo en alza y salario en baja, el consumo dio señales negativas

O emprego industrial no Paraná expandiu 2% em marco, em comparacão ao mesmo mes do ano passado, enquanto a media nacional registrou queda de 0,6%.Foto: Gilson Abreu/FIEP

La actividad pisó el freno en julio y hubo un parate en la inversión

La actividad pisó el freno en julio y hubo un parate en la inversión